¿A qué le tiene miedo una vaca?

Entradas demasiado oscuras, golpes, ruidos y gritos, corrientes de aire de frente, movimientos bruscos de la gente que anda por donde se mueve la vaca, reflejos en metales, entre otros son acciones o situaciones que le generan miedo o estrés a los animales.

La consultora Mihagro posteó en la red social Instagram una serie de situaciones u organización del territorio donde se mueven las vacas que les generan temor. Las principales son las siguientes:

Entradas demasiado oscuras: Un problema de contraste. Al pasar de una zona bien iluminada a otra más oscura, la vaca no va a ver lo que hay dentro de la zona oscura y se va a resistir a entrar. Conviene colocar una luz dentro o paneles translúcidos para iluminar.

Golpes y ruidos: Está comprobado que un grito es igual de estresante para la vaca que un golpe. Ambos producen inhibición en la oxitocina (hormona que promueve la bajada de la leche) y generan stress, miedo y baja en la producción.

Corrientes de aire de frente: A las vacas no les gusta que les sople el aire de frente. Este comportamiento lo debemos tener en cuenta a la hora de instalar ventiladores en el tambo.

Ropa o cualquier otro objeto colgado en las puertas y vallas: Esto va a detener a los animales, especialmente si la pieza o el objeto es de color amarillo.

Evitar plásticos y papeles que se muevan por la instalación

Movimientos bruscos de la gente delante o al lado de las vacas:

Objetos pequeños en el suelo:

Rejillas de alcantarillado en el suelo: La vaca asume que lo oscuro es profundo.

Reflejos en metal liso: Las planchas de acero inoxidable presentes, por ejemplo, en la sala de ordeño, reflejan la luz y pueden asustar a las vacas.

Cadenas o cuerdas colgadas que se mueven: Ese elemento, al moverse, puede hacer que los animales se paren o rechacen pasar.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Scroll al inicio

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.