Aristeo SA: un proyecto de transformación en cadena

El 2 de diciembre, en el Centro Comercial de San Guillermo, se realizó la presentación de un “Programa de mejora de calidad de leche y productos lácteos a partir de implementación de Buenas Prácticas” financiado por la línea provincial Innovar 2020 para la empresa Aristeo SA.

Esta empresa fue propulsada desde la Incubadora del INTA, y precisamente en el encuentro del centro-oeste santafesino se contó con la participación de INTA, INTI y el Club de Buenas Prácticas Tamberas. Se trata de un plan integral de mejoramiento de la calidad a través de la implementación de buenas prácticas durante un año en 11 de los tambos entregadores de la empresa.

“Estamos orgullosos de estar presentando este programa en esta cadena. La calidad y trabajo en red son los pilares de Aristeo y desde el comienzo trabajamos con el INTA y nos sentimos muy cómodos y escuchados” dijo Leonardo Scándalo, en la apertura, en el entorno de una mesa integrada además por el Presidente del Centro Comercial e Industrial de San Guillermo, el director de Lechería de la provincia, Abel Zenklusen, Miguel Taverna, coordinador del proyecto y Roxana Páez, de INTA Incuva.

Zenklusen los felicitó por la iniciativa de unirse al INTA y también con FunPEL para abordar este tema tan importante y vinculado estrechamente al pago por calidad, que es lo que se viene. “En la provincia trabajamos para todos los productores, pero especialmente para los pequeños, que son la mayoría de los convocados por esta empresa” “El pago por calidad, implica trabajar ya mismo en las buenas prácticas para que sea posible competir en precio y calidad, generando oportunidades para los más chicos”, remarcó el Director de Lechería provincial. “Las inversiones requeridas son pequeñas y se pagan fácil cuando se empiezan a ver las mejoras” dijo, y en este punto subrayó que  Aristeo “es nuestra prueba piloto”.

Una oportunidad de crecimiento en red

Luego, Miguel Taverna presentó las implicancias del proyecto, sus etapas, la intervención de las diferentes instituciones en cada una de ellas. Se trata de un abordaje integral, que involucra tanto a los tambos como a la industria en la mejora de la calidad de leche y los productos. Mostró datos comparativos de la calidad de leche actual a nivel del país y la de los tambos del proyecto. Los mismos dan cuenta del enorme potencial de mejora que se puede alcanzar en los parámetros seleccionados (células somáticas, control de mastitis, composición química) que tienen por objetivo conseguir el impacto esperado en los tiempos que marca el proyecto.

Este tiempo comienza ya mismo, con un diagnóstico de la actualidad de los 11 tambos involucrados, de la mano de Gonzalo Tentor, un profesional independiente especialista en buenas prácticas e integrante del Club, que trabajará con cada uno de ellos en la implementación.

José Perracino, uno de los productores presentes, explicitó  que «esto es lo que necesitamos, porque a veces sin acompañamiento es difícil y no sabemos bien los beneficios. Tenemos que ir entrando en el torbellino de la calidad porque si no nos va a costar mucho» De esto justamente, se trata el proyecto que obtuvo el financiamiento de la provincia.

Gonzalo abordó también la arista social del mismo. “Como sector tenemos que dar una respuesta a los consumidores y la manera es haciendo las cosas bien”

No es sencillo; muchas situaciones nos condicionan pero también hay oportunidades y la mayor es estar en red. “Juntos podemos hacer girar la rueda; promover los cambios y contarlos, la comunicación es clave en este proceso” dijo.

El concepto de buenas prácticas implica desde el vamos responsabilidades compartidas. Son los equipos de trabajo los que dan vida a los procesos. Esto implica atender a las realidades singulares comenzando por la revisión de lo que se está haciendo en cada tambo hasta la demostración de los cambios que supone la implementación de las mejoras en cada aspecto.

Roxana Páez, abordó lo que implica el proyecto a través de los procesos industriales, volviendo a resaltar la idea de la integralidad de los cambios propuestos que justifica la diversidad de actores implicados en su puesta en marcha. Aristeo es una de las empresas “incubadas” desde la Plataforma que ella coordina y que tiene por objetivo el acompañamiento para la implementación los cambios que en cada caso se requieran.

“Hace cuatro años empezamos de cero y nos faltaba tener un equipo que acompañe a los productores. Este proyecto nos permite eso” remarcó Leo, el gerente.

El proyecto es ambicioso, dicen desde Aristeo. Consideran que se trata de un programa con objetivos altos pero son optimistas. “Hay mucho para mejorar y tenemos que aprovechar todo este apoyo”

 “Estoy emocionado”, dijo José al final. “Vamos a ver hasta dónde van a llegar nuestras empresitas!” Allá vamos.

Fuente: ClubTambero.org

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
Compartir en print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.