Cómo convertir a la transición en una oportunidad

La selección genética y la evolución de los sistemas de producción han llevado a que las vacas lecheras produzcan cada vez más. ¿Hay una oportunidad para los productores?. La respuesta, a cargo del médico veterinario Luis Vidaurreta

Las vacas lecheras se han transformado en verdaderas atletas que pueden responder con más producción ante una adecuada nutrición y manejo, logrando maximizar el retorno económico sobre la inversión. Sin embargo, la etapa de transición entre el final de la gestación y el inicio de la lactancia constituye un gran desafío que deben atravesar las vacas de hoy. 

Este período es importante porque en las 6 a 8 semanas alrededor del parto la vaca debe ajustar de manera rápida y precisa su metabolismo. Así, en una etapa donde su capacidad de consumo se encuentra deprimida, ella debe satisfacer los nuevos y mayores requerimientos nutricionales del inicio de la lactancia. Esta situación conlleva a la movilización de reservas corporales que, cuando es excesiva, aumenta el riesgo de presentación de enfermedades metabólicas (Cetosis, Hipocalcemia). Junto con esto, el déficit de ciertos nutrientes (calcio, glucosa, microminerales y vitaminas), sumado a una elevada movilización de reservas, hacen que durante esta etapa la vaca también este inmunodeprimida. Por lo tanto, durante la transición ellas se enfrentan además a una mayor probabilidad de sufrir enfermedades de tipo infecciosas (Metritis, Mastitis, etc.).

Investigaciones han demostrado que aún en diferentes niveles de producción, manejo o raza, alrededor de la mitad de las vacas desarrolla algún tipo de enfermedad infecciosa o metabólica en los primeros meses de lactancia. Esto condiciona la producción y la reproducción (Grafico 1) y ocasiona pérdidas que podríamos considerar como inmediatas o de largo plazo (Figura 1). Estas últimas, aunque menos visibles, son las más importantes ya que representan 2/3 de los costos que pueden afectar esta etapa. 

Figura 1. Tipo de costos que ponemos tener durante la transición

La transición es un gran reto para la vaca y, por lo tanto, para la producción lechera. Sin embargo, también debemos considerar que cuando es atravesada correctamente, puede ser altamente rentable. Y esto es así no sólo por las pérdidas que dejan de producirse, sino por los efectos positivos que esto acarrea sobre la producción y la reproducción de la siguiente lactancia. Es por esto que Provimi Argentina ha desarrollado Ready2Milk. Un programa de Cargill Nutrición Animal para la transición que define puntos de mejora. Este plan de trabajo es personalizado, al igual que el monitoreo de los resultados. De esta manera se puede esperar una menor incidencia de enfermedades, un mejor desempeño reproductivo, más producción de leche y un mayor retorno económico de la producción.

Por Luis Ignacio Vidaurreta, MV, MSc – Consultor Técnico en Lechería Provimi Cargill Animal Nutrition

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print

Clasificados

Próximamente estaremos ofreciendo el servicio de avisos clasificados.

Ir arriba