Comprender la digestibilidad de la fibra es complejo

La degradabilidad de la fibra, también conocida como digestibilidad de fibra detergente neutro (dFDN), es una medida empleada frecuentemente para evaluar la calidad del forraje.

Por ejemplo, un ensilado de maíz de nervadura café (MNC) con una dFDN de 45.3% tiene una calidad de forraje superior que un ensilado de maíz convencional con un 33.8% de dFDN. Pero ¿qué es la dFDN? Desde el punto de vista del laboratorio, la dFDN es la proporción de FDN (o fibra) del forraje que se degradaría después de 24, 30 o 48 horas de fermentación en fluido ruminal.

Otra medida empleada para evaluar la calidad del forraje es la FDN no degradada, también conocida como FDN no digestible (FDNnd). Desafortunadamente, la interpretación de FDNnd difiere, dependiendo si se expresa en base a materia seca (MS) o a contenido de FDN. Eso significa que la valoración de su forraje probablemente será distinta, dependiendo de cómo se exprese la FDNnd. Para explicar esto, revisemos algunos datos de uno de nuestros estudios recientes, respaldado por la Asociación de Pruebas de Forraje de Estados Unidos.

Consideremos que las hojas de la planta del maíz contengan 20.9% de FDNnd, en base a FDN. Eso significa que, por cada 100 unidades de fibra, 20.9 unidades no se degradarán después de 240 horas de fermentación. Si consideramos hojas de la planta de alfalfa que contienen 43% de FDNnd en base a FDN, eso significa que, por cada 100 unidades de fibra, 43 no se degradarán después de 240 horas. Con base en ese análisis parcial, diríamos que el maíz tiene mejor calidad de la alfalfa.

Sin embargo, la FDNnd en base a FDN proporciona una valoración limitada de la calidad del forraje. Si se considera la concentración de FDN (en base a MS) y de FDNnd (en base a FDN) juntas, veremos diferencias. Si las hojas de maíz tienen un 54.2% de FDN (en base a MS) y 20.9% de FDNnd (en base a FDN), la concentración de FDNnd en base a MS es 11.3%. Igualmente, si las hojas de alfalfa tienen un 27.7% de FDN (en base a MS) y 43% de FDNnd (en base a FDN) entonces la concentración de FDNnd en base a MS es 11.9%.

Todo eso significa que, aunque las hojas de la alfalfa tienen más FDNnd que las de maíz (45.3 FDNnd versus 20.9 FDNnd; en base a FDN) ambos forrajes tienen concentraciones similares de fibra no degradable cuando se comparan en base a MS (11.9% versus 11.3%).

Aunque estos términos pueden ser confusos, debemos comprender estos conceptos, especialmente cuando se interpreta un reporte de laboratorio o se revisan los resultados de un estudio en campo. Después de todo, podemos llegar a conclusiones indeseables si no determinamos las complejidades de la degradación de la fibra.

Por: Gonzalo Ferreira, profesor en Tecnológico de Virginia.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print

Clasificados

Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights