Con una importante inversión, Nestlé lanzó dos leches “más saludables”

La multinacional invirtió más de 16,5 millones de dólares para innovar en la industria láctea argentina. Presentó la primera leche en polvo con certificación orgánica del país y una nueva plataforma de leches de fácil digestión con proteína A2 Beta-caseína.

Nestlé presentó una de las mayores innovaciones en la industria láctea del país. A partir de una inversión de más de 16,5 millones de dólares, y trabajando en conjunto con los tamberos argentinos, desarrolló leche con certificación orgánica y robusteció su plataforma de leches de fácil digestión, con proteína A2 β-caseína.

“En Nestlé, estamos sumamente comprometidos con el crecimiento y desarrollo de la Argentina. Estamos presentes en el país desde hace más de 90 años y desde entonces hemos trabajado siempre con el mismo foco: seguir creando futuro al desarrollar productos de alta calidad y de valor agregado para los consumidores argentinos.” expresó Gian Carlo Aubry, presidente ejecutivo de Nestlé Argentina, Uruguay y Paraguay.

“Hace más de 3 años, comenzamos este camino de innovación para desarrollar dos segmentos que no existían en la industria láctea argentina y que además sin dudas tienen gran potencial para la exportación: la leche orgánica y la leche A2. Y esto se pudo concretar gracias al esfuerzo de un gran equipo: desde el equipo de Servicios Agropecuarios, desarrollo e innovación de Nestlé hasta los tamberos, muchos de ellos Pymes, que confiaron en nosotros” concluyó.

Enfatizó que “son productos sumamente complejos y delicados de producir, lo cual ha requerido una transformación de algunos tambos en el 100%. La leche para que sea realmente orgánica tiene que tener una certificación. Acabamos de certificar nuestro primer tambo y de aquí a fin de año vamos a certificar todos los tambos que están desarrollando leche orgánica.

Las tendencias y los consumidores mandan

A su turno, Guillermo Fazio, director de la Cadena de Suministro y Operaciones para la Región Plata de Nestlé, puntualizó: “La innovación está dentro del ADN de nuestra compañía. Nestlé se generó a partir de una innovación hace más de 150 años, y seguimos buscando productos con la máxima calidad escuchando al consumidor.  Todo lo que estamos presentando hoy surgió de escuchar las demandas de los consumidores de distintas partes del mundo”.

Añadió que “cuando hablamos de leche orgánica, además de la inversión, tenemos que tener en mente que la leche orgánica busca cuidar el ecosistema del tambo, fomentar el comportamiento natural de los animales y evitar el uso de agroquímicos y pesticidas”.

Sobre el proceso de cambio que significa para el tambo, Fazio dijo: “El proceso tiene dos componentes importantes: el ecosistema, el tambo, cómo cambiar insumos, manejo, pero otro factor importante es el cambio mental del productor, le estás pidiendo que vuelva a la fuente, que se da cuenta que puede producir, que puede ser rentable y además se integra de manera distinta socialmente a los procesos del cambio y no sólo van a trabajar para cumplir”.

Destacó la importancia de las percepciones de la demanda, al decir: “Acá hay un consumidor detrás, y un consumidor que está mal informado cuando le decimos un montón de cosas, es un consumidor que lee y se interioriza.  Nos está costando salir de lo efímero, de lo inmediato y pensar a largo plazo, no solo en Argentina, sino en el mundo. Y como empresa con trayectoria larga tenemos que mirar hacia delante sin pensar que hay baches”.

Cabe destacar que la certificación del carácter orgánico del tambo “es un proceso anual, el mínimo de acuerdo con las normas una vez por año tenés que verificar que se esté cumpliendo”.

En el cierre de su aporte, Guillermo Fazio puntualizó que “un detalle no menor hoy es que el mundo está revolucionado con las redes y es el tema bienestar animal. El cambio en la percepción no es que en los tambos convencionales se trate mal a las vacas, porque todo productor inteligente que sabe que depende de esa vaca la mima y cuida para que produzca más y mejor. Pero el énfasis en lo orgánico es que tenés que garantizar eso”.

Es la primera leche en polvo con certificación orgánica

Actualmente el consumo de productos orgánicos está creciendo a gran escala en el mundo.  Nestlé, como uno de los principales jugadores dentro de la industria láctea, entendió el gran potencial de Argentina para proveer buena calidad de leche orgánica. Fue así que, buscando atender las necesidades de los consumidores, desarrolló la primera leche en polvo con certificación orgánica del país, bajo su reconocida marca Nido.

La producción de este tipo de leche implica respetar los estándares de producción orgánica cuidando el ecosistema del tambo, respetando el comportamiento natural de las vacas y no usando pesticidas ni agroquímicos. Para lograr este desafío, Nestlé acompañó y asistió a 17 productores de leche durante más de tres años, con el apoyo de un equipo de técnicos especializados que funcionaron como guías. Desde la compañía, se generaron acuerdos con tamberos para hacer una inversión conjunta enfocada en la reconversión de tierras de pastura y la alimentación de las vacas libre de pesticidas y agroquímicos.

La nueva Nido con certificación orgánica se presenta en una lata que contiene material reciclado y está diseñada para ser 100% reciclable.

Nueva familia de leches de fácil digestión con proteína A2 β-caseína

La leche A2 es tendencia en el mundo como una fuente de proteína láctea diferente. Posee únicamente proteína A2 β-caseína. La leche de vaca convencional contiene tanto proteína A1 β-caseína como A2 β-caseína. La diferencia entre la β-caseína A1 y la β-caseína A2 es la ubicación de uno de los aminoácidos en la estructura de la proteína. Esta pequeña diferencia hace que al consumir una leche A2 el cuerpo las reconozca y digiera de manera diferente.

Nestlé obtiene este nuevo tipo de leche a partir del desarrollo de tambos argentinos con vacas seleccionadas que naturalmente producen leche con solo proteína A2 β-caseína, asegurando la calidad y trazabilidad en toda la cadena de valor.

Nestlé presenta una nueva familia de leches de fácil digestión con proteína A2 β-caseína que incluye productos tanto para niños, bajo la marca NIDO, como para adultos, bajo la marca Svelty.

Nido ofrece dos variedades con leche A2, ambas 0% lactosa con nutrientes esenciales para acompañar cada etapa de desarrollo de los niños: NIDO 3 0% lactosa con A2, para niños a partir de un año, y Nido FortiGrow 0% lactosa con A2, para niños en etapa escolar.

Además en su línea de leches para adultos, Nestlé ofrece Svelty quien propone dos variedades con leche A2 para cubrir las diferentes necesidades de los adultos: Svelty ProDigest con fibra y A2 y Svelty 0% lactosa con A2. Ambas variedades son 0% grasas y contienen el complejo Move+ con 17 vitaminas y minerales que ayuda a mantener la salud de huesos, articulaciones y masa muscular.

Cabe destacar que Nestlé es uno de los principales jugadores de la industria láctea argentina. Lidera el segmento de leches en polvo, que representa un 28% del total de la categoría de leches en el mercado local y además, exporta lácteos a más de 25 países por más de 100 millones de dólares.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
Compartir en print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.