DeLaval aclara sobre el cierre de la planta de El Trébol

“La decisión de cierre de la planta de El Trébol no tiene nada que ver con lo político o económico o con problemas con el país. Fue una decisión que responde a un rediseño de la matriz de la compañía que sigue teniendo a la Argentina como un gran enclave de importancia para DeLaval”, indicó José Camoletto, vocero de la empresa.

El integrante de la firma le dijo a TodoLecheria.com.ar que la decisión de cerrar la histórica planta de El Trébol, provincia de Santa Fe (ex Bosio) tiene que ver con una estrategia global y que de ninguna manera la medida obedece a cuestiones políticas o económicas del país.

Destacó que DeLaval Argentina es la filial en Sudamérica que más creció, incluso a tasas por encima de Brasil y que a modo de ejemplo el nuevo centro de distribución que DeLaval Argentina armó en Intendente Alvear (Santa Fe) significó una importante inversión, y que además para atender sus clientes en el país –donde posee la mayor porción del mercado en equipamientos de ordeñe- ha realizado en este “importaciones sin giro de divisas”, elemento que certificaría el fuerte apoyo a quienes poseen tecnologías de la multinacional de origen sueco.

Indicó también que la decisión de la compañía de cerrar la planta de El Trébol tiene que ver con una estrategia que atiende a las nuevas tendencias que se evidencias en los sistemas de ordeñe y sistemas de calidad de leche: “Globalmente hay un crecimiento de la robotización, la automatización, sensores en línea y los softwares de cosecha de datos y en esas categorías DeLaval pone toda su energía, a diferencia de los productos básicos que cada vez tienen menos demanda”, señaló.

La empresa ha dividido los ejes de negocios en 3 categorías, donde lo tecnológico y la automatización es la primera, en todos los órdenes, y después se han organizado áreas complementarias cuyo eje lo constituyen las calesitas rotativas, los tambos paralelos de salida rápida, los tanques de frío, chiller y silos, y el ordeño convencional, es la categoría que viene cayendo en demanda, de ahí la decisión del cierre de la planta de El Trébol.

El proceso de cierre que se comunicó a los 42 empleados este martes 28 de noviembre, tuvo como protagonista a John-Erik Hermanson, vicepresidente de DeLaval, quien comunicó a los empleados que se trataba del último día de trabajo.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print

Clasificados

Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights