Desarrollan una nueva vacuna prometedora contra la Paratuberculosis

Científicos del Departamento de Agricultura de EE.UU. (Usda) está muy cerca de lograr una vacua para el combate a la paratuberculosis, también conocida como Enfermedad de Johne. Comienzan los estudios de campo para demostrar la eficacia de la vacuna.

Es posible que vea signos de enfermedad clínica en algunas de sus vacas, como diarrea severa que no se puede resolver con antibióticos, pérdida significativa de peso a pesar de que los animales todavía están subiendo al comedero y una hinchazón de la piel blanda. ¿Qué está pasando?.

La enfermedad de Johne (también conocida como paratuberculosis) es una enfermedad intestinal crónica y progresiva en rumiantes causada por una infección por Mycobacterium avium subsp. Paratuberculosis (MAPA).

Generalmente, los animales se infectan cuando son recién nacidos, a menudo en el corral de maternidad, cuando los terneros tienen contacto directo con una madre infectada que libera MAP en sus heces y leche. La enfermedad se manifiesta durante un período de años y es precipitada por factores estresantes, como el parto, la lactancia, las condiciones ambientales y la mala nutrición.

Desafortunadamente, si observa estos signos clínicos en unos pocos animales, muchas más vacas del rebaño pueden estar infectadas pero asintomáticas. La prevalencia dentro del hato aumentará las pérdidas económicas para los productores, ya que la infección afecta la fertilidad, la producción de leche y la susceptibilidad a infecciones con otros patógenos. La evidencia reciente sugiere que más del 90% de los rebaños lecheros de EE. UU. Tienen algún nivel de infección dentro del rebaño; sin embargo, no se dispone de cifras precisas para el nivel de prevalencia en los rebaños de carne de EE. UU.

La vacunación se ha utilizado con éxito como herramienta de gestión de muchas enfermedades infecciosas en el ganado y otros rumiantes, incluida la enfermedad de Johne. La vacunación ha reducido la eliminación fecal de MAP, ha reducido los signos clínicos en los animales infectados y puede reducir la incidencia de enfermedades en los rebaños.

Históricamente, la única vacuna disponible para la venta en los EE.UU.  era la Mycopar, que era una vacuna muerta por calor de bacteria completa. Mycopar se usó más ampliamente en los rebaños lecheros en los EE. UU. Y tuvo éxito en reducir la prevalencia de enfermedades dentro de los rebaños.

Sin embargo, algunos inconvenientes de la vacuna fueron la evidencia de una inflamación severa y la formación de granulomas en el lugar de la inyección (generalmente en la pechuga), lo que podría degradar las ganancias en el granero de venta o en el matadero. La vacuna también interfirió con las pruebas cutáneas de tuberculosis bovina y no pudo distinguir entre los bovinos infectados con MAP y los vacunados.

El desarrollo de nuevas vacunas basadas en proteínas específicas de la bacteria MAP parecía una vía de investigación prometedora que podría conducir a un producto mejorado.

Novedades prometedoras

Recientemente, los científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) del USDA, John Bannantine y yo, publicamos una investigación sobre el desarrollo y la prueba de una nueva vacuna para la enfermedad de Johne. La vacuna está compuesta por cuatro proteínas MAP recombinantes que previamente se había descubierto que eran protectoras en un modelo de infección de ratón y también habían demostrado reactividad en el suero de vacas lecheras infectadas naturalmente, lo que sugiere que las cuatro proteínas eran antígenos fuertes.

Se realizaron dos estudios con terneros lecheros para ver si la vacunación protegería contra la infección después de que los terneros fueran desafiados con la bacteria viva (MAP). El primer estudio fue un estudio piloto con ocho terneros, cuatro vacunados y cuatro no vacunados. Todos los terneros fueron desafiados con MAP vivo durante un período de 12 meses, durante el cual se tomaron y analizaron muestras de sangre y heces. Al final del período de estudio, los terneros fueron sometidos a necropsia de tejidos para evaluar la colonización de tejidos. El segundo estudio siguió exactamente el mismo protocolo, excepto que agregamos más terneros y observamos dosis bajas y altas de la vacuna.

Ambos estudios demostraron que la vacuna fue capaz de reducir la colonización intestinal de la bacteria y reducir la diseminación de la bacteria en las heces, con mejores resultados observados para la dosis más alta de vacuna. Esta es una buena noticia, ya que sugiere que las vacas vacunadas tendrían menos probabilidades de transmitir la infección a sus terneros y a otras vacas del rebaño si estuvieran expuestas a la bacteria. Además, los terneros vacunados tenían niveles más altos de citocinas proinflamatorias en la sangre, una indicación de inmunidad protectora.

Ahora que se han completado los estudios piloto, lo que se necesita son estudios de campo para demostrar la eficacia de la vacuna en los rebaños de ganado lechero y de carne. Para que eso se logre, serían necesarios estudios en colaboración con un socio de la industria y productores de carne / lácteos. Un socio de la industria tendría la capacidad de aumentar la producción de la vacuna, proporcionando suficiente producto para involucrar a varios rebaños y obtener los mejores datos posibles.

Dado que la vacuna Mycopar ya no está disponible, las nuevas vacunas son fundamentales para que los productores controlen esta enfermedad sigilosa en sus rebaños. Claramente, se necesita una vacuna segura y eficaz que no solo prevenga la infección, sino que también elimine la eliminación de MAP a través de las heces, el calostro y la leche para reducir la propagación de la infección. 

Por Judy Stabe, científica principal del Proyecto de Investigación de Enfermedades de Johne en el Centro Nacional de Enfermedades Animales del USDA-ARS – Publicado en el portal Progressive Dairy

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.