Desarrollo del rumen del ternero: ¿Es beneficioso el forraje?

Desde hace 70 años se llevan a cabo amplios estudios sobre el desarrollo del rumen de terneros en la Universidad Estatal de Iowa, en la Universidad de Cornell y en el Instituto Nacional de Investigación en Lechería del Reino Unido.

RG Warner en 1991 abordó el desarrollo del rumen en terneros desde una perspectiva histórica. Las conclusiones clave fueron:

*El consumo de alimento seco inicia el desarrollo del rumen, que ya está en camino hacia la función adulta a los 2 meses.

*Los concentrados son al menos iguales o más estimulantes para el crecimiento de las papilas que el heno.

*Los productos finales de la fermentación estimulan la proliferación papilar en el orden de butirato> propionato> acetato.

*El «factor de raspado» del forraje no tiene impacto per se en el desarrollo papilar.

*El consumo de heno da como resultado que el conjunto de retículo, rumen y omaso sea más grande, pero a expensas de un crecimiento rápido.

La gran capacidad del estómago parece no estimular la ingesta de forraje y, de hecho, el rumen se encogerá para adaptarse al alimento que consume el animal. El rumen no actúa como una aspiradora.

Se necesita una fermentación constante para mantener la integridad de las papilas del rumen.

Se determinó en varios estudios, como el de uno de los estudiantes graduados de Warner en 1958, que «estos datos confirman la opinión de que los productos finales de la fermentación ruminal y no la naturaleza tosca del alimento son los estímulos para el desarrollo de las papilas ruminales». En otro estudio de estudiantes graduados de Warner, la infusión de acetato, propionato, butirato, glucosa y cloruro de sodio en el momento de la alimentación en dos terneros fistulados en el rumen durante 11 semanas hasta que se sacrificaron alrededor de los 100 días de edad ayudó a determinar que los ácidos grasos volátiles estimularon el desarrollo de papilas ruminales en el orden de butírico> propiónico> acético.

Después de que los terneros fueron destetados temprano y alimentados con una dieta con un 90% de concentrado o un 90% de heno, las ganancias diarias fueron de 1.1 o 0.66 libras, respectivamente, y los últimos terneros se describieron como «delgados, barrigones y poco agraciados». En 1959, Warner descubrió que los terneros alimentados con una dieta láctea tenían casi el mismo volumen de rumen que los terneros alimentados con una dieta principalmente de inicio, pero con poca longitud de papilas en el rumen en comparación con el desarrollo máximo de papilas en la dieta de inicio (Tabla 1). Mientras que los terneros alimentados principalmente con heno tenían un desarrollo de papilas intermedio, tenían un volumen de rumen mucho mayor, lo que ilustra el escenario de barriga.

Un estudio británico de 1966 demostró bien la reducción de la ganancia diaria y el aumento del llenado intestinal ( Tabla 2 ). Alimentaron a los terneros con dietas después del destete con concentrados fijados en 1, 2, 3, 4 o 5 libras diarias con las correspondientes ingestas de heno de libre elección con un promedio de 61%, 31%, 25%, 16% y 4% del total de materia seca. La ganancia diaria aumentó a alrededor de 1.3 libras de forma algo lineal junto con el correspondiente desarrollo de papilas ruminales a medida que aumentaba la ingesta de concentrado.

Las ganancias diarias máximas ocurrieron al 16% y al 4% de heno en la ingesta total de materia seca. Pero los resultados de la ganancia diaria se confundieron ya que el contenido intestinal aumentó con el aumento de la ingesta de heno. Por lo tanto, las mejores ganancias diarias, el desarrollo de las papilas ruminales y el menor llenado intestinal se produjeron con la mayor cantidad de concentrado y la menor ingesta de heno. Desafortunadamente, estudios más recientes con iniciadores para terneros, en los que se alimenta o no con heno, no miden el llenado intestinal y suponen implícitamente que no hay diferencia o que es inmaterial. Esas no son suposiciones seguras.

El problema de alimentar con heno a terneros jóvenes es que la producción de ácidos grasos volátiles de la fermentación ruminal a partir del heno es en el orden opuesto al desarrollo de las papilas ruminales. El heno también es voluminoso y tiene una tasa de digestibilidad baja y lenta, lo que conduce al llenado intestinal. Los rumiantes obtienen su principal energía dietética mediante la absorción de ácidos grasos volátiles producidos en el rumen. Estas interrelaciones son complementarias y sinérgicas si se alimentan y manejan adecuadamente, ya que la alimentación temprana de heno a los terneros limita el desarrollo del rumen y el verdadero crecimiento de los terneros. El estudio NAHMS más reciente revela un panorama preocupante al respecto ( Figura 1 ). Los productores de leche comienzan a alimentar con heno demasiado pronto, al tiempo que retrasan la alimentación tanto de agua como de iniciador. Y el panorama es peor para los rebaños más pequeños.

El desarrollo del rumen del ternero depende de los ácidos grasos volátiles producidos en la fermentación del rumen en el orden de efectividad butírico> propiónico> acético. Si se alimenta con heno a los terneros jóvenes, es probable que ocurra un llenado intestinal y que confunda, si no limite o reduzca, el verdadero aumento de peso corporal. El heno, la paja o el forraje tampoco facilitan el desarrollo óptimo de las papilas ruminales debido a su patrón de fermentación ruminal desfavorable.

Por Alois F. Kertz – Nutricionista de Andhil LLC – Publicado en el portal Progressive Dairy

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print

Noticias relacionadas

Clasificados

Próximamente estaremos ofreciendo el servicio de avisos clasificados.

Leche en Tranquera de Tambo

Fecha: 18/02/2021

Precios
Min.
Max.
Pooles Lecheros $ 24,30 $ 24,80

Productores de más de 5.000 Lts

Menos de 50 mil UFC y menos de 250 mil células somáticas, sin inhibidores
Leche enfriada (-4 ºC) $ 23,20 $ 23,80
De inferior calidad
Leche enfriada (-4 ºC) $ 22,60 $ 23,20

Productores de 1.500 a 5.000 Lts

Leche enfriada $ 22,20 $ 22,60

Productores de menos de 1.500 Lts

Leche caliente $ 21,80 $ 22,20

Reviví el Tour Lechero 2020 – modalidad virtual

Precios de Quesos en Fábrica

Fecha: 18/02/2021

Precios
Min.
Max.
Cuartirolo $ 255 $ 260
Barra al vacío $ 340 $ 345
Holanda $ 360 $ 370
Duro fresco $ 340 $ 360
Duro semiestacionado $ 440 $ 470
Por Salut $ 280 $ 290
Dulce de Leche x 10 kg. $ 1260 $ 1360
Muzzarella (cilindro) $ 320 $ 340
Barra fresca $ 320 $ 330
Duro fresco de campo $ 340