EE.UU.: cuatro razones por las que los productores lecheros se muestra optimista respecto del futuro

Los productores lecheros han tenido algunas razones legítimas para sentirse pesimistas sobre el estado de la industria lechera, es decir la cadena láctea norteamericana. Pero una encuesta realizada por un prestigioso medio norteamericano plantea una mirada completa sobre el porvenir.

Cerca de la mitad de los productores que participaron en la reciente encuesta sobre el estado de la industria lechera 2024, patrocinada por Farm Journal no son para nada pesimistas.

El 43% de los 210 encuestados (productores cuyos rebaños de vacas varían de 100 a 20.000 cabezas) informan que son «muy optimistas» sobre el futuro del sector lácteo

Igualmente alentador es el hecho de que la encuesta indicó que casi el 70% de los encuestados tuvieron ganancias en los últimos cinco años, según Karen Bohnert, editora y directora editorial de Dairy Herd Management.

«Más de la mitad de ellos planean crecer en los próximos cinco años, lo que es una noticia emocionante para la industria», dice Bohnert, quien gestionó el proceso de la encuesta e informó sobre los resultados.

En un reciente seminario web de seguimiento, Bohnert pidió a tres líderes de la industria lechera que compartieran sus perspectivas sobre lo que consideran algunas de las mejores oportunidades que se avecinan para la industria.

A continuación, se presentan cuatro conclusiones de su debate:

1. Si bien la volatilidad continuará, la industria verá mayores oportunidades de ganancias, y los mercados de exportación serán clave.

“Soy muy optimista con respecto a los productos lácteos. Somos un segmento en crecimiento, un segmento en crecimiento”, enfatiza Michael Dykes, presidente y director ejecutivo de la Asociación Internacional de Alimentos Lácteos.

Señala varios puntos brillantes en la industria que se han estado desarrollando durante los últimos años como prueba.

“Hemos tenido un consumo récord de productos lácteos durante ese tiempo”, dice. “El queso está claramente impulsando el negocio. El yogur y el helado también están funcionando bien, aunque el consumo de leche líquida ha estado disminuyendo”.

A nivel internacional, Dykes dice que la industria láctea estadounidense tiene que seguir enfocada en los mercados de exportación, ya que son clave para la rentabilidad.

“El cuarenta por ciento del aumento de la producción de leche en los últimos 20 años se ha destinado a los mercados de exportación, principalmente en forma de polvos y queso”, dice. “Por lo tanto, el comercio es extremadamente importante para nosotros y tenemos que asegurarnos de que nos centramos en eso”.

Stephen Cain, de la Federación Nacional de Productores de Leche, dice que es optimista sobre las oportunidades de exportación para la industria láctea en el largo plazo.

“Hemos tenido un pequeño obstáculo en el último par de años con algunos problemas con China, pero en general la tendencia es el crecimiento de nuestros productos lácteos”, dice Cain, director sénior de investigación y análisis económico de la Federación.

“A medida que avancemos en los próximos cinco a diez años, creo que algunos de nuestros competidores –la Unión Europea y Nueva Zelanda– tendrán dificultades para ver un crecimiento significativo de la leche. Creo que eso abre una tremenda oportunidad para que los productores lácteos estadounidenses realmente llenen el vacío y satisfagan la demanda a nivel mundial”, agrega Cain.

Erica Maedke, vicepresidenta de Ever.Ag Market Insights, dice que, si bien el precio de la leche está más cerca de su nivel para 2024, el próximo año anticipa ver un cambio con un gran crecimiento en la capacidad posible.

«Realmente se trata de los fundamentos de la oferta y la demanda», dice. «Los productores lecheros hacen un gran trabajo al producir leche, y finalmente estamos entrando en un período en el que lo más probable es que tengamos más capacidad de la que realmente sabemos cómo manejar. Por lo tanto, creo que, al menos en el corto y mediano plazo, veremos más compradores buscando suministros de leche».

Si bien Maedke cree que habrá oportunidades en las exportaciones, advierte que anticipa una volatilidad continua y alienta a los productores a tenerlo en cuenta.

“Pasamos por estas olas. Vamos a entrar y salir de este mercado, y de ida y vuelta. Pero esperamos ver que el piso se levante cuando veamos toda esta capacidad adicional», dice.

2. El espacio de la nutrición, la salud y el bienestar abrirá más puertas de oportunidad para la entrada de la industria láctea.

“El público en general quiere vivir vidas más largas y saludables, y creo que eso nos brindará enormes posibilidades con la proteína láctea”, dice Dykes.

Él cree que fraccionar la leche para acceder mejor a su caseína, proteína de suero y otras propiedades ayudará a la industria a desarrollar una variedad de nuevos productos, así como a mejorar los existentes.

“Creo firmemente que hay más valor en las fracciones del que hemos capitalizado hasta ahora”, dice Dykes. “También creo que hay más fracciones beneficiosas en un galón de leche de las que conocemos. Pero las identificaremos y encontraremos una manera de monetizarlas, y encontraremos una manera de contribuir a un estilo de vida saludable”.

3. A medida que las empresas inviertan en el desarrollo de más productos lácteos, eso aumentará la demanda de acceso a más leche.

“En Nueva York, hay cinco nuevas plantas lácteas (en diversos grados de desarrollo)”, dice Maedke. “Creo que eso levantará la región noreste de los EE. UU., ya que se considera que ‘una marea alta levanta todos los barcos’. Eso tendrá efectos secundarios que beneficiarán también a la gente de Vermont y Pensilvania”.

También cita las expansiones de fabricación de productos lácteos en Lubbock, Texas, y Dodge City, Kansas, como “enormes aspectos positivos” para la industria láctea.

Si bien algunas de las necesidades de leche de los fabricantes se cubrirán con los suministros locales existentes, ese no será el caso en todas partes, agrega.

“Desafortunadamente, también es probable que haya una regionalización de algunas plantas, algunas plantas cerrarán o se mudarán de ubicación, en busca de un mejor suministro de leche”, dice. “El suroeste es una región que simplemente tendrá escasez de leche. Pero desde la perspectiva de un productor lechero, hay esperanza de que aumenten las primas a medida que miramos hacia el próximo año o dos”.

4. Los productores lecheros son un grupo resistente y responderán a las oportunidades del mercado y crecerán.

Dykes señala que algunos miembros de la industria lechera están preocupados por cualquier aumento en la demanda del mercado, debido al precio y la disponibilidad limitada de novillas.

“Si hay una demanda de mercado para la leche, los operadores lecheros encontrarán una manera de comenzar a producir más novillas; el uso de semen sexado será una forma. Todos los productores trabajan con raciones y descubrirán cómo aumentar la producción de leche por vaca”, dice. “Creo que los productores lecheros responden a las señales del mercado. Creo firmemente que los productores lecheros encontrarán una manera de producir la leche que el mercado demanda”.

Por Rhonda Brooks
Fuente: Dairy Herd ( https://www.dairyherd.com/ )

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights