El hombre que decidió ordeñar sus vacas una sola vez al día

El ingeniero John Scoffield es un ícono de la lechería sencilla, base pastoril en la República Argentina. Tras recorrer varios países –detrás de las vacas- instaló un tambo en el sur de la provincia de Buenos Aires, con vacas cruzas que se ordeñan solo una vez al día.

El extremo sur de la provincia de Buenos Aires en los partidos de Villarino y Patagones, las lluvias son del orden de 300 a 400 milímetros anuales y la cebolla, la alfalfa, pasturas diversas, y la ganadería son las producciones predominantes.

En áreas regadas por el Río Colorado, hay producciones muy interesantes, pero lo cierto es que la zona muestra un paisaje patagónico o por menos pre-patagónico.

Hay algunos tambos en esa región, uno de ellos puesto en marcha hace unos 15 años en la zona de Pedro Luro, de la mano de John Scoffield y su familia, quien relata: “Estuve varios años en otros países, ya que la vaca lechera me ha llevado a varios países, como México, Perú, Jamaica, en zonas tropicales, y cuando me jubilé, decidimos instalar un tambo con mi familia en la zona de Pedro Luro”.

Empezó con un sistema símil neocelandés –pastoril, con vacas cruzas Holstein Frisio y Jersey, que implica una cruza Kiwi Cross- y lo explica: “Mi familia y yo somos conservadores y preferimos ir a un sistema sustentable, que no dependa tanto de las decisiones de otros. En resumidas cuentas, el productor agropecuario es tomador de precios y hay muchas cifras que avalan, que en los últimos 100 años, en muchos países, los productores han mantenido sus ingresos, cuanto mucho, cuando el ingreso del sector agro ha aumentado muy mucho, y quedó en manos de intermediarios, no del productor”.

-Los hechos y los números le dieron la razón, ¿conceptualmente hablando?
John Scoffield: Y tengo que decir que sí, yo creo que sí. Estamos en un extremo de la lechería, porque estamos ordeñando una vez por día, lactancia completa, es un sistema sencillo, las vacas dan menos leche por litro, pero aumentan los sólidos y económicamente a nosotros nos da porque logramos mejores precios por litro y la reproducción mejora muchísimo, a tal punto que los indicadores de reproducción en las vacas, se parecen a las vaquillonas.

En el Tambo Marahue las vacas dan un promedio de 15 litros por vaca/día promedio año, con más de 9,4% de sólidos, lo que “equivale a unos 20-21 litros de vaca Holando, con lo que estamos cerca del promedio que producen las vacas a nivel país, y como dice la nueva generación ´porque mierda voy a ordeñar vacas dos veces al día´, si puedo sacar la misma leche ordeñando una sola vez”, afirma Scoffield.

A juicio del ingeniero Scoffield la vaca está “muy feliz” en este sistema y aporta un dato contundente: “yo le quiero dar una cifra que a mí me impacta mucho: por cada litro de leche que produce, una vaca debe bombear 400 litros de sangre, entonces si la vaca da 20 litros por día tiene que bombear un chasis de sangre por día, y ni hablar de una vaca de 40 o 60 litros y eso paga con menor longevidad y menor fertilidad”.

Las fotos fueron extraídas del Facebook de Diego Scoffield, hijo de John

Vea la nota a John Scoffield, lograda en Lobos, provincia de Buenos Aires, en nuestro canal de Youtube

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.