El ordeño voluntario implica inversiones y un manejo eficiente de datos

Miguel Taverna, titular del Programa Leche del Inta es habitual anfitrión –junto a su equipo- de visitantes que desean saber más del tambo robot instalado en el Inta Rafaela. Por estos días se dieron a conocer los indicadores de mayo 2020 de esa unidad.

Taverna fue el anfitrión en la recepción en el mes de febrero de un nutrido grupo de productores y técnicos uruguayos que visitaron nuestro país para observar experiencias de ordeñe voluntario.

“Este encuentro nos ha permitido compartir nuestra experiencia de más de cuatro años en tecnologías de manejo innovador de los rodeos, particularmente en la identificación de los animales, salud, alimentación, situación reproductiva, entre otros aspectos que nos permiten organizarnos en lo que llamamos lechería de precisión”, relató el referente del Inta a un periodista de TodoLecheria.com.ar.

En este sentido, el Inta camina un par de pasos adelante, ensayando e investigando para luego compartir con técnicos y productores las experiencias. En esta oportunidad una institución pública se asocia a una empresa privada para promover acciones productivas relacionadas con la lechería. “Estas son una serie de acciones donde la tecnología se asocia a la producción y a partir de ello nos obliga a mejorar el gerenciamiento de la explotación. A partir de esto el sendero requiere una mayor profesionalización de la gestión y la capacitación para recoger y leer los datos que se van acopiando. Esto nos debe servir para ser más eficientes y con ello mejorar la productividad”, razona Taverna, y cierra su razonamiento en comparar para tomar decisiones: la tecnología implica una inversión que debe resultar de ello un ingreso marginal, y a partir de esa ecuación se deben tomar estas opciones.

Para que el productor pueda realizar una composición de esta estrategia productiva compartimos los siguientes parámetros: En el Inta, la explotación lechera cuenta con unas 26 hectáreas y están asignadas para la producción de alimentos. Allí se encuentran las vacas en ordeño y las vacas secas, con una carga de 3 animales por hectárea. En ordeño hay unas 65 vacas y con ello el tambo produce en promedio unos 2200 y 2300 litros por día.

Los promedios individuales varía según la época del año pero promedian entre 31 y 34 litros diarios, con lo que nos arroja una producción de 30 mil litros por hectárea/vaca total, con resultados que están en unos 18 mil litros de leche descontando la alimentación por hectárea/vaca total y unos 18 litros por vaca/hectárea por día descontada la alimentación.

Las vacas se ordeñan entre 2.3 y 2.4 veces por día, dependiendo el estado de lactancia y los parámetros sanitarios-reproductivos están en las pautas que se han fijado en los objetivos.

-Los productores que estén pensando en una estrategia de ordeño voluntario, ¿qué ruta debe seguir?

-Creo que esto que hacemos hoy es la mejor manera de hacerse de información para tomar decisiones de emprender esta estrategia. Apareado a esto, la persona que guíe y acompañe este procedimiento debe tener la capacitación suficiente para sanear todas las dudas que puedan presentarse. Por otro lado, se requiere una capacitación que permita leer datos para acompañar las mejores decisiones.

Miguel Taverna dice que tomar esta estrategia es una decisión importante, que requiere lograr un financiamiento a largo plazo (7 a 10 años) y un repago de ese mismo plazo. El coste de cada unidad  dependerá de la escala pues a mayor escala los costes se reducen, y está en torno a unos 150 mil dólares americanos.

Vea indicadores del Tambo Robot del Inta Rafaela de mayo 2020 click aquí

Vea indicadores del Tambo Robot del Inta Rafaela de junio 2020. Click aquí

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.