El pulso de la lechería australiana en el cierre de 2022

La industria láctea ha sido una de las principales industrias agropecuarias en Australia durante muchas décadas. El tamaño del rodeo lechero alcanzó su punto máximo en 2002 con 2.369.000 millones de cabezas, al igual que la producción de leche con 11.608 millones de litros.

Esto sucedió solo dos años después de que se desregulara la industria láctea, que implicó la ruptura del mercado de leche fluida regulado por el estado. Como parte del proceso, los productores recibieron una compensación por parte del Gobierno. La desregulación de lácteos permitió que algunos productores de leche invirtieran en su negocio y otros, los menos eficientes y competitivos, vendieran y se alejaran de la industria permitiendo que esta se consolidara. En términos generales, esto resultó en una mayor reducción en el número de tambos en las regiones tropicales y subtropicales. Entre 2002 y 2021, la industria redujo el tamaño del rodeo lechero en un 35 % a 1,365 millones de cabezas y el número de tambos en alrededor de un 56 % a 4.618.

Sin embargo, la adaptación de la industria permitió que la producción de leche se redujera solo en un 22 %, de 11,6 millones de toneladas métricas en 2002 a 9,1 millones de toneladas métricas en 2021. Durante este período, el tamaño medio del rodeo lechero por tambo aumentó casi un 50 %, de unas 200 cabezas a 295. Al mismo tiempo, la producción promedio individual aumentó casi un 20% de 5,6 toneladas métricas por vaca a casi 6,6 toneladas métricas por vaca.

Casi dos tercios de la producción de leche proviene del estado sureño de Victoria, que tiene un clima templado.

En las principales áreas lecheras de los estados del sur, alrededor del 60 al 65 % de los requisitos de alimentación del rodeo lechero provienen de forrajes. El resto se satisface con alimentación suplementaria, principalmente cereales, heno y ensilado. Muy pocos tambos dependen completamente del pastoreo. A diferencia de los Estados Unidos (EE.UU.), hay muy pocos tambos estabulados.

Leche Fluida

Se pronostica que la producción de leche de Australia disminuirá en alrededor del 2% a 8,4 MTM para 2023, desde la estimación de 8,55 millones de toneladas métricas para 2022. Hay regiones agrícolas con abundante forraje y agua de riego (a bajo costo) disponible. Con estas circunstancias, normalmente habría una expectativa de crecimiento. Sin embargo, con una continua escasez de mano de obra que surgió con fuerza en 2021, algunos productores lecheros han optado por reducir sus operaciones lácteas.

Precio récord de la leche: para la temporada de julio de 2022 a junio de 2023, el aumento es del 28% con respecto al año anterior. Esto está impulsado por la competencia interna de los procesadores por una oferta cada vez menor de leche y por los precios mundiales. Los productores de leche recibieron un precio de leche récord estimado en 2021/22 de 56,5 centavos por litro y se pronostica que alcanzará los 72,5 centavos por litro de base. Después de implementar el Código de conducta de la industria láctea, los procesadores de leche deben publicar el precio inicial de la leche el 1 de junio de cada año. A medida que cambian los precios de los productos manufacturados en el mercado nacional y mundial, los procesadores suelen ofrecer múltiples aumentos en los precios de la leche durante el año. El código prohíbe las ‘reducciones’ retrospectivas.

Precipitaciones abundantes – disponibilidad de forraje – agua de riego: Otro impacto positivo para la industria láctea, que tendrá una influencia favorable en 2023, fue que las lluvias durante los primeros nueve meses de 2022 han estado por encima del promedio en casi todas las regiones. Se pronostica que continuará así hasta enero 2023, lo cual brindará a los productores de leche el beneficio de conservar más reservas de forraje.

Además, las lluvias han minimizado el uso de agua para riego. Se espera otra excelente cosecha de cereales.

Menos conversiones a sistemas cárnicos

Si bien los altos precios de la carne han ayudado a impulsar el cambio de sistemas lecheros a sistemas de carne, esto podría ser un factor menor en 2023. El mayor volumen de ganado de carne (con pecios estables) disponible para el sacrificio disminuye el atractivo de conversión. 

Sumado al gran aumento del precio de la leche observado para 2022/23. Sin embargo, con el desafío del mercado laboral, hicieron que para algunos fuera una decisión fácil convertir su tambo a producción de carne.

Precios altos de fertilizantes y energía. Australia produce alrededor de un tercio de sus necesidades totales de fertilizantes. Pero depende en gran medida de las importaciones de fertilizantes nitrogenados y, por lo tanto, está expuesta a los precios del mercado mundial. La misma requiere grandes cantidades de energía, generalmente gas, y con el aumento de los precios del gas desde principios de 2021 los precios de los fertilizantes se han multiplicado por 3 o 4. A su vez, aunque Australia es un gran productor de carbón y gas, está expuesta a los precios mundiales de la energía, incluidos la electricidad y el diésel, que se han disparado.

Escasez de mano de obra

Se espera que siga siendo un factor limitante en 2023, pero con las fronteras abiertas a los viajeros internacionales desde principios de 2022, es posible que se reduzcan las presiones. Lo que exacerba esta situación es que la tasa de desempleo de Australia es la más baja desde 1974, lo cual está provocando una mayor competencia por la mano de obra entre diversos sectores de la economía.

Estimaciones 2022

La estimación de producción de leche para 2022 es de 8,55 millones de toneladas métricas.

La producción de leche para los primeros ocho meses de 2022 es de 4,91 millones de toneladas métricas, 6% por debajo del mismo período en 2021. A pesar de un fuerte precio de la leche, los productores se han visto afectados por la alta inflación, en fertilizantes, cereales, diésel, electricidad y mano de obra. En cuanto al comercio internacional, se pronostica que las exportaciones de leche fluida alcanzarán las 450.000 toneladas métricas en 2023, un aumento del 5% sobre la estimación de 2022 de 420.000 toneladas métricas, impulsada principalmente por la demanda de China. Los envíos a ese país durante el período de enero a agosto de 2022 crecieron un 39% en relación con el mismo período del año anterior. El otro destino importante es Singapur. En cuanto a las importaciones, se mantendrán estables en un nivel muy bajo de 5000 TM en 2023, como sucede desde hace cinco años.

Se pronostica que el consumo de leche fluida disminuirá moderadamente en 2023 a 2,42 MTM, desde la estimación de 2,45 millones de toneladas métricas para 2022. Continuando con la tendencia de los últimos años, aunque sigue siendo alto en comparación con los niveles mundiales. Se prevé que el consumo represente el 28,8 % de toda la leche producida en Australia en 2023. De concretarse, sería el nivel más alto desde 1982, consecuencia del mayor ritmo de disminución de la producción total respecto del de leche fluida solo. Durante la última década, los consumidores han cambiado su preferencia hacia la leche entera. Se espera que el consumo de leche industrial en 2023 alcanzará los 5,535 millones de toneladas métricas desde la estimación revisada a la baja de 2022 de 5,685 millones de toneladas métricas.

Política: planes de reducción de metano

El gobierno australiano anunció que se unirá a más de 120 países al firmar el compromiso global para reducir sus emisiones de metano en un 30% para 2030. Se informa que alrededor de la mitad de las emisiones de metano de Australia provienen de la agricultura. Dentro de ella la mayoría proviene de la ganadería rumiante. El gobierno ha confirmado que no legislará ni introducirá impuestos o gravámenes para reducir las emisiones de metano del ganado. Meat and Livestock Australia, que representa a las industrias cárnicas, junto con Dairy Australia, han invertido decenas de millones de dólares de los impuestos recaudados de los productores para avanzar en la reducción del metano entérico del ganado rumiante. La investigación sobre el uso de algas rojas e inhibidores de enzimas sintéticas, y el complemento de granos para sistemas pastoriles está muy avanzada y podría hacer una contribución significativa.

Detalle de la producción, consumo y comercio de los diferentes productos

Pronóstico Volumen 2023 Volumen estimado 2022

QUESO Producción 395.000 TM 400.000 TM

Consumo 320.000 TM 320.000 TM

Comercio Expo: 170.000 TM/ Impo: 90.000 TM Expo: 160.000 TM/ Impo: 90.000 TM

MANTECA Producción 50.000 TM 55.000 TM

Consumo 90.000 TM 90.000 TM

Comercio Expo: 15.000 TM/ Impo: 40.000 TM Expo: 20.000 TM/ Impo: 35.000 TM

LPD Producción 150.000 TM 160.000 TM

Consumo 30.000 TM 30.000 TM

Comercio Expo: 130.000 TM/ Impo: 15.000 TM Expo: 150.000 TM/ Impo: 15.000 TM

LPE Producción 30.000 TM 35.000 TM

Consumo 35.000 TM 35.000 TM

Comercio Expo: 40.000 TM/Impo: 40.000 TM Expo: 55.000 TM/Impo: 40.000 TM

Queso

Si se alcanzan las toneladas de 2022 y 2023, serían el segundo y tercer nivel más alto de producción de queso registrado. El récord de 413.000 toneladas métricas se estableció en 2002. Se prevé que la producción de queso represente el 38 % de la producción total de leche fluida y el 57 % de la leche fluida disponible para fabricar productos.

Los precios de exportación para la región de Oceanía -principalmente Nueva Zelanda (NZ) y Australia- para los principales productos lácteos procesados han experimentado descensos en los cuatro productos clave: queso, manteca, leche en polvo entera y leche en polvo descremada durante 2022. A pesar de producir más queso del que se consume, Australia todavía importa una cantidad significativa, sobre todo de queso blando ya que los fabricantes australianos han dejado preferido la producción de variedades de queso cheddar y quesos semiduros más especializados, como mozzarella.

A pesar de que el gobierno australiano espera que las presiones inflacionarias continúen hasta bien entrado 2023, lo que reducirá los ingresos disponibles de los consumidores, se espera que el consumo general de queso se mantenga firme. Pueden cambiar algunos patrones: menor consumo en el sector de HRI, mayor en el hogar.

Australia es un exportador neto de queso. En 2021, se exportó alrededor del 40% de todo el queso producido en el país. Japón ha sido consistentemente, y por mucho, el mercado más grande para el queso australiano durante la última década. China, el segundo destino más grande, aumentó su volumen en los últimos dos años. Durante muchos años, casi la mitad de todas las importaciones de queso provenían de Nueva Zelandia y alrededor de una cuarta parte de los EE.UU. Esto ha cambiado gradualmente en los últimos años y durante 2022 (enero-agosto) EE.UU. se convirtió en la principal fuente de importaciones de queso para Australia con un 36 % para el período de enero a agosto de 2022. Al mismo tiempo, las importaciones de NZ se han reducido al 33%.

Manteca

La producción de manteca se mantiene muy por debajo de los niveles anteriores, que durante casi tres décadas antes de 2018 superó con creces las 100.000 TM, alcanzando un máximo de 180.000 toneladas métricas en 2000.

Esto destaca que los procesadores de leche de Australia han optado por centrar sus esfuerzos en los quesos. Con este cambio en el uso de leche procesada, Australia ha sido un importador neto de manteca desde 2017. En los últimos años, Tailandia había sido el principal destino de exportación de alrededor de una cuarta parte de la manteca australiana. China, Singapur y Malasia también son importantes destinos de exportación. La principal fuente de importaciones de manteca proviene de NZ, con más del 85% del total.

Leche en Polvo Descremada

Al igual que la manteca, la producción de LPD ahora está muy por debajo de los niveles anteriores, que durante casi una década antes de 2018 superó con creces las 150.000 TM, alcanzando un máximo de alrededor de 265.000 TM. A medida que disminuyó la producción de leche, la tasa de disminución de la producción de Leche en Polvo descremada y manteca ha sido mayor. Antes de 2018, Indonesia era el principal destino de las exportaciones de LPD australianas. Durante los últimos cinco años ha habido un gran cambio, incrementándose los envíos a China.  La principal fuente de importaciones de LPD durante muchos años ha sido de Nueva Zelandia.

Leche en Polvo Entera

Si se llevan a cabo los pronósticos de producción en 2022 y 2023, se convertirán en los niveles de producción de LPE más bajos durante al menos 40 años. Consecuencia de la disminución prevista en la producción total de leche y de la tendencia a largo plazo de la industria centrada en aumentar la producción de queso. Los volúmenes reducidos de LPE se han enfocado hacia la producción de polvos más especializados de mayor valor, como la fórmula de leche infantil. En los últimos años, China representó alrededor de la mitad de todas las exportaciones para el período de enero a agosto. Al igual que la manteca, la mayoría de las importaciones de LPE a Australia provienen de NZ, cuyo volumen y proporción se han incrementado en los últimos años y ahora superan el 90%.

Fuente: Traducido por el OCLA de Argentina sobre datos del GAIN Report USDA-FAS, noviembre 2022 

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Scroll al inicio

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.