En el 45% de los tambos no se realiza gestión económica, ni productiva

Los resultados de la Encuesta Sectorial Lechera 2018-2019 de la Región Pampeana argentina sintetizan el panorama de la actividad. Dialogamos con Laura Gastaldi, del INTA.

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación difundió, junto al INTA, un trabajo elaborado con referentes del sector denominado “Caracterización técnico productiva de establecimientos lecheros de la Región Pampeana Argentina”. El ejercicio evaluado fue el comprendido entre 2018 y 2019, lo suficientemente vigente como para analizarlo en detalle.

Como su nombre lo indica, el documento consiste en una caracterización del sector primario, a partir de datos provenientes de una muestra de tambos distribuidos por nivel productivo y provincia (solicitar documento completo vía redaccion@motivar.com.ar).

MOTIVAR dialogó con la especialista del INTA Laura Gastaldi, referente de la investigación, sobre sus resultados.
“La ESL 2018 / 2019 reflejó, en promedio, una mejora en el desempeño productivo respecto de 2016 / 2017 pero un comportamiento similar a lo observado en 2014 / 2015. Podemos decir que el sector no ha mostrado mejoras significativas en los últimos años”.

Sin embargo, “es preciso mencionar que algunos tambos sí lograron crecer y mejorar en eficiencia productiva y económica”, comentó. Si bien los interesados en acceder al documento completo pueden solicitarlo vía redaccion@motivar.com.ar, compartimos los datos más relevantes del mismo.

-En un 43% de los casos evaluados dedica entre 201 y 200 hectáreas al establecimiento lechero. En promedio, la superficie es de 181 ha.

-Un 29% no es dueño del campo, mientras que el 26% es propietario de la totalidad de la tierra.

-Un 42% de los encuestados posee entre 150 y 200 vacas totales (vacas en ordeñe más vacas secas).

-El promedio es de 177 VT.

-Instalaciones: un 51% de los casos posee corrales de espera con sombra, y solo un 13% tiene ventiladores y aspersores en el corral de espera.

-El 90% de los evaluados arrojaron los efluentes en lagunas ó cámaras.

-El 73% de los casos posee mano de obra no familiar, con remuneración a porcentaje.

-El 33% de los establecimientos evaluados cuentan con asesoramiento agronómico permanente, mientras que el 29% no trabajan con el asesoramiento de ningún agrónomo.

-En cuanto a las estrategias de gestión: un 59% no realiza un presupuesto financiero; un 45% no hace gestión productiva y económica. Dentro de los casos que realizan algún tipo de gestión, lo que más utilizan son registros manuales o planillas de cálculos.

-Un 39% de los casos produce entre 1.001 y 2.000 litros de leche/día y solo un 10%, entre 7.501 y 10.000.
-El promedio de producción de leche es de 2.918 litros/día.

En materia de sanidad, debemos hacer un párrafo aparte.
Del total de los establecimientos relevados en la Región Pampeana, un 84% cuenta con asesoramiento veterinario, un 29% realiza servicio estacionado y un 65% utiliza inseminación artificial.

“El 71,3 % de los entrevistados mencionó tener un vínculo de tipo permanente con un veterinario, mientras que un 12,3% de los entrevistados mencionó que este tipo de asesoramiento proviene de un miembro de la familia. Esto suma el 84%”, detalló Gastaldi.

Sin embargo, la especialista del INTA aseguró desconocer el tipo de trabajo que realiza el veterinario; si es solo para atender urgencias y cumplir con el programa de sanidad obligatoria (aftosa, brucelosis, tuberculosis), o si se trata de un trabajo integral que incluye control reproductivo y sanitario.

A la hora de analizar las enfermedades de vacunación obligatoria, un 90% de los casos evaluados posee el rodeo libre de brucelosis, y un 86% libre de tuberculosis. Según este mismo trabajo, el porcentaje promedio de mortandad de vacas es de 5,8% de las vacas totales (VT), el de descarte es 14,6% VT y el de nacidos vivos un 72,6% VT.

Continuando con nuestro diálogo y realizando una evaluación general del sector, Gastaldi destacó una serie de cuestiones a considerar para mejorar la situación actual de los tambos.

“En primer lugar, podríamos señalar los temas vinculados con la organización, planificación y gestión de la empresa. Cuando se comparan establecimientos similares en cantidad de vacas y condiciones edafoclimáticas, se observa que los sistemas con mejor desempeño realizan una asignación más eficiente de los recursos productivos -especialmente trabajo y capital- y existe mayor adopción de estrategias de manejo y gestión productiva, económica y financiera”, sostuvo.

Otro punto relevante es el tipo y la calidad de las mejoras e instalaciones.
“Esto incluye la casa donde habita el personal, la transitabilidad de accesos y caminos, estado de la sala de ordeño y el corral de espera, sombra adecuada para el rodeo, sistemas de ventilación y aspersión para reducir el estrés calórico bovino, cantidad de aguadas y calidad del agua, etc”.

Y, en tercer lugar, pero no menos importante, para Gastaldi resulta sustancial trabajar responsablemente los temas de sustentabilidad agroambiental: por ejemplo, la generación y uso de energías limpias, manejo y utilización de los efluentes, y demás.

Como reflexión final, es clave considerar la necesidad de avanzar en la adopción de innovaciones, en la capacitación de los recursos humanos, adopción de tecnologías, estrategias de manejo que garanticen un bienestar animal y asesoramiento tanto de parte de los ingenieros agrónomos, como de los médicos veterinarios.

Tabla N° 1. Valores relevados por el INTA y el Ministerio en la producción primaria de leche de la región pampeana

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.