En la Mascota, la precisión y el manejo empujan el rendimiento

Tuvo lugar una jornada en la que el Tambo La Mascota mostró su furibundo crecimiento. Emanuel Pallanza fue la voz cantante de ese establecimiento que mostró su sistema de monitoreo y manejo, con números de alta eficiencia.

La Mascota es un establecimiento agropecuario de propiedad de la familia Bandiera, ubicado en la zona de Holmberg, a pocos kilómetros de la ciudad de Río Cuarto, donde en actividades varias se trabajan 1.827 hectáreas propias y otras 1500 alquiladas. Allí, el tambo es una explotación que muestra números de punta en una multiplicidad de parámetros, y la empresa Teknal convocó al técnico Emanuel Pallanza, responsable de producción en La Mascota, para compartir decisiones, estrategias y modos de realizar las tareas inherentes a su producción lechera.

La Mascota tiene hoy unas 1500 vacas con un promedio por estos días, que superan los 40 litros/vaca/día. Hay unas 130 vacas secas y preparto y unos 2.000 animales en recría. La producción total es de unos 60 mil litros diarios.

Emanuel Pallanza, encargado de La Mascota fue la voz cantante del encuentro

Los números de La Mascota

En los últimos 12 meses el establecimiento tiene unas 1389 vacas en ordeño con un promedio de 36 litros que tuvieron un parámetro de 3,88 de grasa butirosa, 3,51 de proteína, 18 UFC(miles), 180 RCS (miles) y una DEL (Días en lactancia) de 169 días evaluados hasta el momento por el programa (en realidad el promedio anual es 196 porque se cortan los partos durante 2 meses).

Un asistente muy eficiente

El software que asienta y ofrece parámetros para tomar decisiones es DelPro, que procesa y ordena los datos para permitir el análisis y la generación de informes. Se trata de una plataforma de gestión total que le proporciona la información, y a partir de allí a través de un conjunto de aplicaciones fáciles de usar para tomar las mejores decisiones con los datos obtenidos.

Esta es la gráfica del monitor principal en la Mascota

Un elemento interesante en la rutina de ordeño tiene que ver con el diseño de un simple dispositivo de estimulación de unos 10 segundos antes de que las pezoneras comiencen con el proceso de succión.

Y a partir de los collares SCR se puede seguir en tiempo real los niveles de rumia, la actividad de cada vaca y el estrés producido por el calor o las condiciones ambientales, a través de la frecuencia de jadeo.

A partir de esta información, em La Mascota pudo detectarse momentos de estrés y a partir de ello corregirse con refresco y ventilación forzada que mejoraron mucho el consumo de alimentos en horarios de temperatura alta.

Y el sistema Nutrir+ se describe y se planea la composición de la dieta y carga de los mixer

Alimentación de precisión

Uno de los elementos que no se deja al azar en La Mascota es la confección de las dietas de tal modo que a cada ejemplar, según su condición y estado, se le asigna una ración diferenciada. La siguiente planilla muestra su integración y composición:

Uno de los puntos clave tiene que ver con el manejo del maíz, un elemento central en la composición de la dieta para el tambo.

La molienda del maíz es una etapa clave de este proceso, y para ello las dimensiones del procesado se realizan de tal modo que sea digestible y cumpla eficientemente con el proceso de nutrición.

El mismo cuidado se aplica a momento del picado del forraje que integra la dieta y el acondicionamiento para su disponibilidad en la temporada.

Un elemento clave en el manejo del forraje es la composición del silo en una compactación adecuada, con una buena cubierta y la disposición a partir de “raspar” las paredes para integrar ese alimento en inmejorables condiciones para el diseño de la dieta.

Conclusiones

Como conclusión, el referente de gestión productiva de La Mascota señaló que si bien las herramientas y la tecnología son auxiliares muy importantes, el centro de gravedad del establecimiento reside en el equipo de trabajo, y en este ABC de tareas:

-Trabajo en equipo y compromiso con las responsabilidades

-El tamaño de los rodeos no debe superar los sitios para ordeño vacas/hora que tiene la sala

-Vigilar el bienestar de los animales

-Estar atento al bosteo

Estar atento y vigilante es una tarea permanente del equipo de trabajo en La Mascota. La bosta nos habla y hay que escucharla y observar su huella. El estiércol que está mejor procesado es “el que no aplaude” cuando toca el piso.

-Presentación y humedad del TMR

-Buen estado de las camas

-Higiene y limpieza permanente de comederos y bebederos

Equipo de trabajo

Emanuel Pallanza hizo una mención que no huelga acreditarle reconocimiento: toda esta tarea de precisión es llevada a cabo por un equipo integrado por técnicos y técnicas, profesionales y trabajadores que cada día ponen el mejor empeño y tenacidad para conseguir estos resultados.

Osvaldo iachetta – Redacción TodoLechería

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.