Estrés por calor: Si va a ensilar maíces no tome decisiones apresuradas

La ola de calor de las últimas semanas, más la falta marcada de precipitaciones en varias regiones del país afectan a los maíces en floración, período crítico de mayor demanda de agua. Hay mucha ansiedad entre los productores, y se corre el riesgo de tomar decisiones incorrectas.

En ciertas regiones se ha producido disminución de rendimientos y casos extremos con aborto de espigas y no formación de granos.

Es por esto que muchos productores deciden adelantar la fecha de cosecha de los maíces destinados a silaje, y hasta los que tenían planificado para grano, picarlos.

Ahora bien, antes de tomar la decisión de adelantar la cosecha de la planta entera es importa realizar una evaluación agronómica, esto principalmente se basa en evaluar si el cultivo a pesar de las condiciones de estrés puede seguir su desarrollo, teniendo como objetivo el llenado de grano. El almidón es el nutriente de mayor valor energético y de mayor digestibilidad de la planta. Otro aspecto a evaluar es de posibles precipitaciones en los próximos días.

Si la conclusión es cosechar, es importante tener en cuenta los siguiente tips:

*Es importante realizar un muestreo representativo del lote, chipear las plantas enteras y realizarle materia seca. Esto nos va a permitir saber el porcentaje de materia seca que presenta la planta al momento de picar y tomar diferentes medidas.

*Si bien observamos las hojas amarillas (secas) en el tallo se acumula gran cantidad de agua, por lo tanto, al momento de la cosecha una buena decisión sería aumentar la altura de corte (mínimo 35 cm), ya que con esto ganaríamos algunos puntos de materia seca, favoreciendo la fermentación del material y disminuyendo las perdidas por lixiviación.

*Agrandar el tamaño de picado (mayor a 2 centímetros), nos va a permitir disminuir las perdidas por lixiviación. Es importante recordar que el “jugo” que se pierde durante la confección de materiales con alta humedad, no solo es agua si no también nutrientes que perdemos.

*Ensilar materiales húmedos con alta concentración de azucares solubles, trae como consecuencias silajes altamente inestables a la apertura y exposición al oxígeno. Por lo tanto, es importante utilizar inoculantes bacterianos de calidad que contenga bacterias homofermentativas y heterofermentativas que van a ayudar a acelerar la fermentación, disminuyendo perdidas de materia seca y estabilidad al momento de la apertura, retrasando el calentamiento y el deterioro aeróbico (pérdidas). La concentración de bacterias específicas aplicadas debe ser mínimamente de 100.000 UFC/gr de forraje inoculado.

No tomar decisiones apresuradas, medir materia seca, analizar el estado del cultivo y pronósticos cercanos, nos dará herramientas para tomar mejores decisiones.

Ing. Agr. Fernando M. Clemente – MP 4224 – OREJANO consultora

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
Compartir en print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.