La empresa ARSA se ha presentado a “concurso de acreedores” y peligran las fuentes laborales

La situación para los trabajadores parece por demás complicada, debido a que desde la compañía han anunciado la medida en un marco de incertidumbre muy grande. Los empleados aún no han cobrado el aguinaldo y la firma mantiene una deuda muy importante con la obra social.

Los trabajadores de la empresa ARSA, que tiene su planta de producción en Arenaza, atraviesan días de gran incertidumbre respecto de la conservación de sus fuentes de trabajo. Hasta la fecha no han cobrado el aguinaldo y la compañía mantiene una importante deuda, entre otras, con la obra social, lo que implica que en cualquier momento puedan registrarse cortes en la prestación.

En ese marco, en los últimos días se conoció que ARSA se ha presentado a Concurso Preventivo de Acreedores, lo que expone aún más la situación. 

Desde el sector gremial comentaron parte de los problemas que atraviesan los trabajadores. “Estamos aún sin cobrar el aguinaldo, la empresa dice que va a pagar el 29, pero a una parte de los trabajadores de ARSA a nivel nacional no le pagaron, así que estamos con retención del débito laboral”, indicó el delegado de ATILRA, Luciano Asad.

Agregó que “van a concursar casi 600 millones de pesos que no le pagaron a la obra social y desfinanciaron la seccional Junín (de ATILRA) en 20 millones de pesos. Hacen retención indebida de los aportes y no le pagan la obra social, por lo tanto los trabajadores están continuamente con riesgo de corte en la prestación”. 

Respecto de la medida de fuerza que se lleva adelante en la planta de Arenaza, Asad indicó: “Tiene formato de retención del débito laboral, que significa permanecer en los puestos de trabajo hasta que se regularice la situación de los pagos a los trabajadores de reposición y preventa, y también está inconcluso el tema del aguinaldo y otras cuestiones del convenio, como salud y seguridad social”.

En ese sentido, añadió: “Vamos a mantenernos firmes en resguardo de las fuentes de trabajo, la estabilidad laboral y no postergar ningún derecho”.

Según datos que se difundieron, “la empresa ARSA viene atravesando una difícil situación financiera como consecuencia de la coyuntura macroeconómica del país y en particular, por las dificultades del sector lácteo que ha sido duramente castigado sobre todo en los últimos meses del corriente año”.

En tal sentido justificaron que “una inflación descontrolada, con aumentos permanentes de costos que no se han podido trasladar a precios como consecuencia de los controles y regulaciones que impusieron al sector, han sido uno de los factores determinantes para las dificultades que hoy enfrenta la compañía. Al mismo tiempo y producto de la crisis imperante en el país, se ha producido una significativa caída del consumo y en consecuencia de las ventas de los productos”.

De acuerdo a lo que se pudo conocer, “esta presentación en Concurso permitirá, normalizar el desfasaje financiero, sosteniendo la actividad productiva y las fuentes de trabajo, que son la prioridad y que resultarán determinantes en estas circunstancias, para sostener una cadena virtuosa de trabajo, producción y ventas”.

La administración se habría comprometido “a desplegar su máximo esfuerzo y capacidad de gestión para resolver de manera exitosa la instancia que atraviesa la compañía y para impulsar una próxima etapa de crecimiento y desarrollo sostenido para todos los que forman parte de ARSA, las familias y las comunidades con las que se vinculan”.

Fuente: La posta del noroeste

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print

Clasificados

Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights