La justicia obligó a reabrir la investigación por la denuncia de Lácteos Vidal contra el sindicato lechero

La empresa afirma que aunque no haya habido violencia física hubo compulsión a la huelga por parte de Atilra durante el conflicto en la planta de Carlos Casares.

El Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires decidió revocar el archivo a la causa penal iniciada por la empresa Láctos Vidal contra el sindicato de trabajadores de la industria lechera (Atilra) y obligar al fiscal Fabio Arcomano a retomar la investigación por compulsión a la huelga.

El año pasado, la firma láctea y el sindicato mantuvieron un extenso conflicto. En este contexto, desde la empresa denunciaron que su planta de Moctezuma (partido de Carlos Casares) estuvo bloqueada durante 2 meses y que varios de sus empleados habían sido amenazados para sumarse a la protesta, y realizó una denuncia puntual por daños y amenazas contra el sindicalista Gastón Emilio Moreno.

Hace pocas semanas el fiscal Arcomano, del Juzgado de Garantías N°3 de Trenque Lauquen, desestimó la denuncia. «Según surge de los términos de la denuncia, no existe despojo respecto del inmueble objeto de la contienda, sino que se presenta como una ocupación temporaria de un terreno baldío en el marco de una huelga gremial”, destacó la resolución judicial, firmada con fecha del miércoles 22 de febrero, que fue difundida por el gremio.

Pero ahora la justicia bonaerense decide revocar el archivo e instruye a Arcomano para que retome la causa.

En diálogo con Clarín Rural Florencia Arietto, abogada de la empresa, había asegurado que el fiscal no había investigado y había adelantado que pediría al fiscal general de Trenque Lauquen que la revea con pruebas por producirse. Según detalló, existen dos causas, una por la coacción de cinco trabajadores de la empresa que afirmaron ante la policía haber sido amenazados por el sindicato para no ingresar a la fábrica, y la otra por la pérdida de producción sufrida por la empresa a partir de la acción sindical.

«La decisión de la justicia de revocar el archivo es muy importante porque hace un análisis de lo que es la compulsión a la huelga, es decir cuando se obliga a los trabajadores a sumarse a una huelga que no quieren hacer. Ese es el delito que el fiscal general sugiere que está probado, con lo que modifica una jurisprudencia de muchos años en la que solo se probaba ese delito de compulsión a la huelga si había violencia física», explicó ahora Arietto.

Qué dice la causa

Al archivar la causa, Arcomano dijo que la denuncia estaba fundamentada en los testimonios de Mariana Heim y Juan Lisandro Paye, quienes señalaron no haber sido objeto de amenazas ni tampoco haberlas presenciado, pero indicaron como posibles víctimas de las mismas a Darian Iván Corvalán, Luis Alberto González, Fabio David Quiroga, Javier Logioco, Norma Karina Brum, Carlos Alberto Morales, Marcelo Sergio Garnero, Marcelo Andres Palmieri, Brian Nahuel Anidos, Matías Garnero, Javier Demassi y Bernabe Vitale, quienes les habrían manifestado a Paye, vía telefónica, que no les permitirían ingresar al lugar de trabajo.

«Al ser citados a declarar, las supuestas víctimas Corvalán, González y Quiroga expresaron haberse adherido a la medida gremial voluntariamente, mientras que Logioco mencionó no haber recibido amenazas y que se le permitía ingresar a trabajar libremente. Javier Demassi y Bernabé Vitale suscribieron el acta de asamblea de trabajadores de fecha 18 de julio de 2022″, explicó Arcomano sobre su decisión de archivar la denuncia.

No obstante, en la resolución se indicó que Brum, Morales, Garnero, Palmieri y Anidos, quienes efectivamente ingresaron a trabajar en la misma jornada que se inició la huelga y continuaron haciéndolo en los días subsiguientes, manifestaron haber sido objeto de insultos y otras expresiones, que “a juicio del suscripto no constituyen amenazas por no contener en sí mismas la expresión del propósito de ocasionarles un daño futuro a ellos o a sus familiares”.

Al respecto, Arietto afirma que durante el conflicto con Atilra, trabajadores de la empresa láctea fueron corridos, que a uno le tajearon las cubiertas del auto y que a otro le apedrearon el frente de la casa. «Tenemos un montón de prueba por producir», dice.

Ahora el fiscal deberá llamar a declarar a las personas mencionadas para constatar las amenzas denunciadas.

Luego, Arietto hace alusión a otra medida de la justicia que la empresa piensa apelar, que es la medida cautelar de no innovar ante el anuncio de despidos, pedida por el sindicato y firmada por el juez Alvaro Balestrini.

«Esto trasciende a Lácteos Vidal, atenta contra la industria láctea, es grave en términos de generación de empleo. Cuando imponen una cautelar así la empresa no puede tomar decisiones, te impiden que hagas algo que todavía no hiciste. Vamos a ir a la corte porque es un fallo anticonstitucional», advirtió la abogada.

Fuente: Clarín (https://www.clarin.com/rural/justicia-bonaerense-obligo-reabrir-investigacion-denuncia-lacteos-vidal-sindicato-lechero_0_63GPlVUPMk.html)

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print

Clasificados

Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights