La leche en tranquera de tambo y los quesos “copian” a la inflación

Tanto el precio de la leche en tranquera de tambo, como los precios de los quesos en puerta de fábrica pyme, mostraron un incremento de precios en junio e inicios de julio, del orden del 5%. Es un valor similar a los índices mensuales de inflación.

Con un cóctel que incluye recuperaciones, el “delay lechero”, y la necesidad de calzar costos los precios de la leche remitida en junio, que se está pagando por estos días muestra un incremento del 5% y ya trepó a $47,81 por litro (promedio de todas las compras de leche cruda realizadas a través de la Liquidación Única Mensual Electrónica), aunque la dispersión de precios sigue siendo muy amplia.

Son datos que surgen de cerca de 8.000 liquidaciones que se realizan por el sistema Siglea que fueron difundidos este martes 12 de julio e implica que el precio en dólares por litro quede en 39 centavos de la moneda norteamericana, de acuerdo al tipo de cambio oficial del Banco Central de la República Argentina.

De todos modos, la variación del precio en los últimos 12 meses, muestra un incremento del 52,6% por debajo de los índices de inflación en generales (superiores al 60%) y muy lejos de los proyectados para este año.

En el caso de los quesos en puerta de fábrica y de acuerdo a datos recolectados por TodoLecheria en una decena de pymes queseras de la cuenca Villa María, en el período del 7 de junio al 7 de julio, el precio del queso cremoso o quartirolo en aumentó un 5,5%, la barra un 5%, y el sardo fresco un 4,8%, de acuerdo al promedio de una decena de pymes queseras de la Cuenca Villa María. Esto implica variaciones anualizadas que van del 56% en el caso de quesos duros al 60% en el caso de quesos de pasta blanda y 58% en el caso de semiduros.

El rango de precios en puerta de fábrica, en el caso del cremoso es de $520 a $600 por kilogramo, aunque en el caso de los precios más altos con pago contado y por volumen presenta descuentos. “Estamos trabajando con stocks muy bajos, ya que la financiación no existe hoy”, dijo un industrial a TodoLecheria.com.ar

En el caso de la barra Tybo los precios oscilan entre $700 y $780 el kilo, y en el segmento sardo fresco los valores van de $850 a $1.000 por kilo y entre un 15% a un 20% más en el caso del sardo estacionado.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.