La libretita del tambero: Tres cifras productivas que siempre se deben tener en cuenta

Los establecimientos lecheros estabulados son excelentes para registrar datos y recopilar información; sin embargo, el análisis de esta información puede ser un desafío. Al evaluar los datos, tres números productivos deben considerarse vitales.

“Una de mis frases favoritas es `nos estamos ahogando en información mientras nos morimos de hambre por la sabiduría´… estoy seguro de que todo el mundo ha sentido esto en algún momento de su vida”, apunta en el inicio de sus recomendaciones  Tim Kinches, especialista en servicio técnico de Form-A-Feed en el portal de internet de su empresa.

Los números que Kinches invita a seguir de manera diaria son:

Kilos de sólidos: “Estoy seguro de que ha leído o escuchado a alguien hablar sobre kilos de sólidos en un artículo o una presentación antes. Este es un cálculo que se hace para averiguar cuántas kilos de grasa y proteína produce una vaca promedio. Cuando les pregunto a los productores sobre los componentes de la leche, casi siempre me dicen sobre su porcentaje de grasa y proteína. Pero, ¿es esta realmente la mejor respuesta? Sí, un 4% de grasa y un 3,1% de proteína son buenos, pero esta respuesta cuenta una historia diferente con 43 kilos de leche,  en comparación con 38 litros de leche”.

Para calcular el porcentaje de grasa y proteína, simplemente sume los dos porcentajes y multiplíquelo por la producción de leche. Para este ejemplo, tome 4% de grasa más 3.1% de proteína = 7.1% y  multiplique 7.1% por 38 kilos y después haga lo mismo multiplicándolo por 43 kilos a ese porcentaje y verá la gran diferencia tanto en la producción de la vaca como en el resultado financiero que la vaca está generando.

¿Porque es esto importante? A los productores se les paga en base a kilos de sólidos y no por los  porcentajes de cada uno. A menudo desafío a los productores a pensar en la toma de decisiones en función de cuántos kilos de sólidos se envían por el camino de entrada en lugar de los kilos promedio de producción de leche.

Kilos de leche por posición o puesto: este número es valioso para ayudarnos a comprender la eficiencia total de la granja y una forma de aumentar el resultado final en el establecimiento. Para nuestro ejemplo, usaremos un establo de cuatro corrales con 40 posiciones o puestos en cada corral. Esto nos daría espacio para 160 vacas al 100% de carga ganadera y 200 vacas al 125% de carga ganadera. Dado que muy pocos productores tienen una tasa de carga del 100%, usemos el ejemplo de 200 vacas.

Estas vacas logran un promedio de 38,5 litros de leche/día, y 200 vacas multiplicado por 38,5 litros de leche, dividido por 160 puestos que podemos calcular para los 4 corrales,  equivale a 48 litros litros de leche por puesto.

Hemos trabajado con muchos de nuestros productores para tratar de hacer que su hato sea más eficiente. Lo hemos hecho aumentando el número de vacas lecheras en un 10%. Para este ejemplo, ordeñarían 20 vacas más en todo ese espacio de 4 corrales o 5 vacas más por corral. Si asumimos que la producción de leche promedio permanece igual, calcularía la nueva eficiencia tomando 220 vacas multiplicadas por 38,5 litros de leche/día, y luego dividir por 160 puestos para obtener 53 litros leche por puesto.  Cuando implementamos este proceso de pensamiento, es claro que la gestión y el manejo debe aumentar y que existen costos asociados con la alimentación de las vacas.

Esta medición de la eficiencia de toda la granja también puede ser muy eficaz para evaluar el porcentaje de su rodeo que está en la primera lactancia en comparación con las vacas maduras. Un rodeo con un alto porcentaje de vacas en su primera lactancia (más del 40% del rodeo) está usando posiciones en su establo para vacas que producen de 4,5 a 7 litros de leche menos que las vacas maduras. Por lo tanto, su medición de leche por establo es menor, lo que hace que todo el establo sea menos eficiente.

Eficiencia del uso de los alimentos: ¿Cuántos kilos de materia seca de los alimentos se necesitan para producir las kilos de grasa y proteína en la leche? es la pregunta original.

Usemos el mismo ejemplo para una vaca que produce 38,5 litros o kilos de leche con un 4% de grasa y un 3,1% de proteína, es decir que produce 2,73 kilos de sólidos. Si la vaca promedio come 26 kilos de materia seca, la eficiencia de su componente se puede calcular tomando 2,73 kilos de sólidos y dividiendo entre 26 kilos de materia seca, lo que equivale a una tasa de eficiencia del 10,5%. Comparado con una vaca que puede producir 39,4 kilos de leche con 4.2% de grasa y 3.2% de proteína o 2,92 kilos de sólidos, mientras come 27 kilogramos de materia seca o una tasa de eficiencia del 10,55%. En el papel, ves la leche más alta y los componentes más altos y piensas que el rebaño lo está haciendo mejor pero, en realidad se debe a una mayor ingesta.

Ahora bien, esto no significa que el rebaño que es más eficiente sea más rentable. Muchos factores influyen en la rentabilidad, como el precio de pago de los componentes, el porcentaje de la manada que está ordeñando, los costos de alimentación, etc. para hacer las vacas más eficientes.

Estos tres números son algunos de los muchos números que podemos calcular y rastrear para ayudar a comprender mejor la eficiencia y rentabilidad de su hato. Nuestro objetivo es siempre tener vacas sanas primero y hacer lo que podamos para ayudar a nuestros productores a aumentar el resultado final de su negocio.

Material extraído del portal  de Form-A-Feed, generado por  Tim Kinches, especialista en servicio técnico de la empresa, y traducido y adaptado a medidas de peso de Sudamérica por TodoAgro

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
Compartir en print
Print

También te puede interesar

Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.