Los precios de los quesos se plancharon en diciembre y la primera semana de enero

Un relevamiento realizado por TodoAgro concluyó en que los precios de los quesos en fábrica se “plancharon” en el mes de diciembre y la primera semana de enero, y el promedio de incrementos estuvo en la órbita del 1%.

Una caída de producción de leche menor a la esperada, necesidad de dinero fresco por parte de grandes jugadores del segmento de quesos blandos, junto a una demanda interna que sigue débil, y un mercado internacional con buenos precios, pero con una demanda poco activa, se “confabularon” para que el esperado incremento de los valores en puerta de fábrica no se dieran, tal como anunciaban desde varias usinas.

Un relevamiento por una decena de empresas queseras de la Cuenca Villa María, realizado por TodoAgro detectó que el cremoso aumentó en promedio del 7 de diciembre al 7 de enero un 0,7%, la barra un 0,4% y el sardo fresco un 1,8%.

De esta manera con IVA incluido los precios del queso cremoso o quartirolo de pymes lácteas, oscilan entre $350 y $400, mientras que la barra se mueve entre $480 y $530.

Un escalón más arriba, en una megadistribuidora de Villa María (Don Emilio) que comercializa productos de marca propia (es del mismo grupo empresario que integra un tambo, la usina láctea y la megadistribuidora) los precios de sus quesos son los siguientes:

Cremoso Duy Amis $447 el kilo vendido por horma y $530 el kilo de la misma marca, vendido por media horma, en tanto que la barra Tybo Duy Amis se comercializa por horma a un valor de $690 el kilo.

Un poco más elevados son los precios del cremoso La Paulina en esa megadistribuidora, ya que el por horma se vende a $511 el kilo y por media horma a $683.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
Compartir en print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.