Marzo 2022: El tambo sigue con los números “a raya”

Desde marzo de 2021 el precio al productor –con altibajos- supera el costo de producción de leche, pero en ningún momento alcanza al precio de equilibrio, que exige una rentabilidad sobre el capital operado del 5% anual, ya que la rentabilidad promedio de ese período fue del 1,7%.

La información proporcionada por el Observatorio de la Cadena Láctea comienza precisando lo que significa cada concepto.

Precio al Productor: en base al precio por provincia de DNL – MAGyP (SIGLeA-LUME), calidad y volumen de cada tambo en los 30 modelos regionales.

Costo de Producción: (Gastos Directos + Gastos de Estructura + Amortizaciones + Retribución Empresarial) – Recuperos (venta y/o cesión de terneros, y vacas y toros de rechazo).

Precio de Equilibrio: Costo de Producción + Costo de Oportunidad al Capital (5%).

Ingreso al Capital: (Ingreso por Leche + Ingreso por Carne) – (Gastos Directos + Gastos de Estructura + Amortizaciones +Retribución Empresarial).

Rentabilidad: (Ingreso al Capital / Capital) x 100

Cuando el precio comienza a superar al Costo de Producción, se genera Ingreso al Capital positivo y por ende Rentabilidad. La decisión de evaluar otra alternativa como destino del capital, surge de comparar la tasa de rentabilidad de la producción de leche y la tasa de la inversión alternativa.

Participación del Productor y la Industria en el Valor de la Cadena

Sobre la base del análisis que mensualmente realiza el Instituto Argentino de Profesores Universitarios de Costos – IAPUCo que referencia la valorización en la cadena sobre el Valor por Litro de Leche Equivalente – VLE, se muestra en el siguiente gráfico el agregado de valor en cada etapa de la cadena en términos relativos de participación respecto al precio final total del sistema (mercado interno y exportación).

La participación del productor en el total del sistema fue para febrero de 2022 del 35,8%, +0,8 puntos por encima del mes anterior, bastante por encima de la media del 31,4%. Una suba en la participación en los valores finales de mercado interno (0,7 puntos porcentuales) y también un aumento de 0,6 puntos porcentuales en la participación de los valores de mercado externo, colocándola 1,2 por debajo de la media histórica de la serie disponible (64,3%). La participación del productor sobre el valor de salida de fábrica (precio al que vende la industria) fue de 57,6%, 0,1 puntos abajo del mes pasado y 4,7 puntos encima del promedio de la serie (52,9%). Cabe recordar que la serie histórica para los valores de salida de fábrica tiene una mayor extensión temporal que el resto.

Queda claramente evidenciado, tanto en la participación del productor en el valor de mercado en general y en particular (MI y ME), y con las comparaciones internacionales disponibles, que no es un problema de participación, es decir no se evidencia un problema de “transmisión”. El problema por el cual no se accede a precios de la leche al productor como se da en los mercados mundiales (unos US$ 0,45/litro), es producto de “interferencias” que impiden que la cadena se apropie del valor que genera. Esas interferencias son de variada índole e impacto: controles de precios domésticos de los productos lácteos, caída del poder adquisitivo de los consumidores, primarización del consumo, productos alternativos, informalidad impositiva (posiblemente el más grave de todos ellos por su crecimiento), derechos de exportación, bajas de reintegros, entre otras.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
Compartir en print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.