Opinión: aceptar los cambios y mejorar los métodos de comunicación

Glen McNeil ex presidente de la Holstein Canadá, criador exitoso y trabajador para la comunidad, tiene como premisa fundamental el respeto por las personas. En la siguiente nota explica las claves para seguir creciendo

No es simple identificar dentro de la raza, en el mundo entero, una persona con una destacada actividad como criador y que, a su vez, cuando le tocó participar del movimiento en la entidad que los representa, también haya asumido un rol de liderazgo y compromiso, difícil camino en estos tiempos en que los cambios y las mejoras están movilizando todo. Este es el caso de Glen McNeil, propietario de Heather Holme Holsteins, en Goderich, provincia de Ontario, Canadá, y que fuera presidente de la Holstein Canadá hasta 2013. Glen es de esas personas que vislumbró que la industria de la lechería de América del Norte está en estado de cambio constante y frente a eso, asumió un rol de liderazgo. Glen dejó el puesto, en el natural recambio que tiene la entidad, pues “las personas deben buscar, se adaptarse y aceptar los cambios naturales de las diferentes etapas. Por eso, el desarrollo de políticas y la búsqueda de direcciones proactivas y con la diligencia debida, es responsabilidad del Comité Ejecutivo. El grado y la velocidad constante del cambio, y los métodos de comunicación que se utilizan hoy indican que todo se hace súper rápido”. Glen ha sido un ejemplo, durante su función, que la adaptación a los tiempos y del respeto por las personas, en todos lados, funcionara correctamente.

Tanto en el galpón de las vacas como en la sala de Directores, lo importante es el respeto

Glen McNeil siempre demostró respeto por las personas, sea en el galpón de su establecimiento como en las reuniones de la junta. Esto le ha sido muy útil. De su paso por la Holstein Canadá rescata: “Fue enriquecedora la experiencia de ser parte de la mesa del directorio; me ha ayudado a desarrollar una actitud de respeto hacia las personas y sus opiniones. La gente se queda más con el recuerdo de cómo las trataste y cómo las hiciste sentir, antes de lo que dijiste. El ingrediente más importante del éxito es saber llevarse bien con la gente”.

Para él fue muy importante entender primero los conceptos básicos sobre las personas y luego desarrollar hábiles conocimientos de las vacas. Para eso se apoyó en aquellos que lo influenciaron desde el principio: “Mis padres me enseñaron ética de trabajo, moral, respeto y cuidado del ganado. Dave Houck (de Romandale Farms) me enseñó el arte de criar. Dave, además, me presentó a Bill Weeks de Vermont, a Frank Phister de México y a muchos grandes entusiastas de Holstein de todo el mundo. Earl Osborne, Bill Grieve y Pascal Lemire, todos ex presidentes de Holstein Canadá, también fueron grandes líderes que me inspiraron”.

La esencia de Heather Holme

Glen, su esposa Vanda y su hijo Curtis trabajan Heather Holme Holsteins desde 1977 y siempre se han centrado en la formación de un equipo de trabajo donde lo básico es “la importancia vital de desarrollar relaciones positivas con la familia, los empleados, los clientes y los proveedores”. La atención al detalle ha ayudado a los McNeil a sacar lo mejor de sus vacas. Haber ganado tres “Master Breeders” es un logro único y raro, hasta en Canadá. Siempre es sorprendente que aquellos que lo alcanzan lo hagan de tal manera que el éxito parezca algo simple. En este caso, Glen tiene una filosofía de cuatro puntos donde “La selección de toros y el cuidado de los animales en el día a día es primordial. El uso constante de toros de élite que mejoran la raza, en apareamientos complementarios, durante generaciones es vital. Usamos nuestra información de clasificación y de aAa en cada servicio y evitamos incorporar genéticas inferiores”. Simple pero cierto. Sin embargo, van más allá de la genética cuando se trata de personas involucradas. Los McNeil elogian siempre a cada miembro del equipo de la granja de Heather Holme.

La participación internacional del Holstein canadiense

Glen es igualmente enfático en su compromiso con la cría de las vacas Holstein canadienses y su papel en la lechería internacional. “No hay un país en el mundo desarrollado que tenga escasez de leche, o no tendríamos los problemas de precios tan evidentes como existen hoy en tantos países. Canadá necesita continuar criando vacas lecheras equilibradas que puedan sostener altas producciones que le permitan expresar su potencial genético durante toda la vida para aumentar la rentabilidad. Todos los productores de leche del mundo quieren vacas rentables y sin problemas, con la conformación correcta para soportar las altas producciones que ellas hoy son capaces de producir”. Una meta alta, pero Glen confía en que se puede lograr.

Luego de la próxima curva

Habiendo participado en la industria Holstein con su especial punto de vista, Glen comparte su perspectiva sobre el futuro. “Tengo un gran respeto y fe en la juventud que está involucrada, en diferentes niveles, en el negocio lechero. Al tener la oportunidad de viajar por todo el mundo, tengo una gran confianza por la gestión de suministros desde Canadá”. El considera que se presentarán nuevas oportunidades a medida que se transite el camino que exige el progreso. No obstante McNeil sabe que se necesitarán voluntades para cambiar. “Nunca consideraríamos usar los mismos toros que usamos hace 20 años, o cultivar, alimentar o manejar las vacas de la misma manera como lo hicimos hace 20 años. El sentido común y la comprensión de lo que la genómica puede y no puede hacer, serán muy reveladores en los próximos años”.

Cuando una puerta se cierra, otra se abre

La historia de Heather Holme Holsteins, ahora que Glen puede volver a brindarle más tiempo personal se seguirá escribiendo con su personal trazo. Las extraordinarias familias que han desarrollado a lo largo de los años les brindaron grandes satisfacciones en la rentabilidad y en las pistas del show. Todo lo realizado siempre se ha basado en la premisa de que «los desafíos también son oportunidades». Por eso Glen da la bienvenida a los cambios que se abren en su agenda.

“Creo que soy afortunado al poder regresar a nuestro establecimiento más asiduamente que durante los últimos años para ayudar a Curtis y Vanda según sea necesario y pasar más tiempo con la familia”. Sin duda habrá nuevos desafíos por delante. Pero toda nueva experiencia le ha dejado algo valioso. Ahora los McNeil utilizan Facebook para compartir sus ideas y comercializar su ganado mediante actualizaciones casi diarias.

Los McNeil de Heather Holme consideran que es importante detenerse un segundo, analizar lo que se tiene, mejorar las prácticas y obtener nuevos resultados. Adaptarse y cambiar con los tiempos han construido su éxito. Glen mira hacia el futuro con la misma ecuanimidad con que ha servido a Heather Holme como en su paso por la Holstein Canadá “El cambio es inevitable y deseable. Adaptar y aprovechar las nuevas tecnologías para seguir siendo rentables y competitivos y aprender a adaptarse al cambio es fundamental”.

Con criadores y dirigentes como Glen McNeil el futuro es brillante para Holstein Canadá y para la cría de las vacas canadienses.

Fuente: Bullvine

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
Compartir en print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.