Pakistán es el cuarto productor de leche del mundo

Con una producción de casi 62 millones de toneladas, 37 de las cuales son de búfalos, 22,5 de vacas y el resto de ovejas y cabras, pero también de camellos, Pakistán es el cuarto productor de leche más grande del mundo.

La leche, por tanto, podría ser una especie de oro blanco para impulsar su exportación, que ahora se basa fundamentalmente en los textiles.

El país mira ante todo al gran mercado de la vecina China ya que, si solo pudiera cubrir el 1% de las importaciones chinas, podría tener unos ingresos de 23.000 millones de dólares. Según la Asociación de Lácteos de Pakistán, con apoyo público la exportación potencial de leche y productos lácteos podría alcanzar un valor de 30 mil millones de dólares. Interesante, en este sentido, la declaración de China Economic Net, por la voluntad de incrementar la importación de leche y productos lácteos de Pakistán y el memorando de entendimiento firmado por el grupo Huiyu con Nestlé Pakistán.

El rendimiento medio por vaca es de 14 litros por día, todo de acuerdo a datos del Ministerio de Investigación y Seguridad Alimentaria Nacional de Pakistán, promediados en el año fiscal 2019-2020.

Sin embargo, el hecho es que actualmente ésta exportación es prácticamente insignificante: representa solo el 3,1% del total de las exportaciones pakistaníes, lo que equivale a 0,68 mil millones de dólares. El sector lácteo también está muy atrasado, con criticidades que van desde deficiencias higiénicas y sanitarias hasta el uso indebido o abuso de drogas y hormonas, pasando por la falta de tecnología e infraestructura. Aunque Pakistán tiene más animales lecheros que EE. UU., Su producción es mucho menor, dado que el rendimiento promedio por vaca es de 14 litros por día y el 80% de los agricultores poseen de una a cuatro cabezas.

Según el director de marketing de Tetra Pak Pakistán, el país podría tener un gran potencial exportador a condición de reestructurar y organizar el sistema de producción con un gran esfuerzo público. Las condiciones podrían ser todas: mucha leche, buenas relaciones con China, Rusia, los países del Golfo, creciente demanda internacional de queso, manteca y ghee, productos que Pakistán conoce y de los que tiene la capacidad de incrementar la producción. Las experiencias de los países que han desarrollado el sector lácteo haciéndolo estratégico para las exportaciones, en primer lugar Nueva Zelanda, pueden proporcionar las mejores prácticas necesarias para una rápida implementación de la cadena de suministro lácteo, todo ello teniendo en cuenta el contexto socioeconómico y cultural local.

Sin embargo, esto requiere una estrategia precisa de planificación y formación, inversiones e incentivos públicos. El desarrollo del sector lácteo también puede ser fundamental para abordar el problema de la migración del campo a los centros urbanos, con problemas que en unos años podrían volverse inmanejables en las grandes ciudades. Esto también significa impulsar a las pequeñas unidades de procesamiento de leche en las aldeas para una red de producción capaz de combatir la desnutrición y la pobreza, al mismo tiempo que se promueve el trabajo femenino, ya que en su mayoría son las mujeres las que están directamente involucradas en el cuidado de los niños.

Traducido por el OCLA del newsletter de CLAL.it por Leo Bertozzi

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
Compartir en print
Print

También te puede interesar

Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.