“Para crecer, la lechería paraguaya debe ser más eficiente”

En el este paraguayo hay productores que apuntan a una lechería más competitiva. La informalidad, la ausencia de mano de obra calificada y el costo de la alimentación son los grandes desafíos.

El ingeniero Hugo Keller es productor de leche y entrega su producción a la Cooperativa La Holanda en la ciudad de José Eulogio Estigarribia distante unos 215 km de la ciudad de Asunción (Paraguay). Esta cooperativa procesa un millón de litros diarios a través del envío de casi 1400 productores de leche en ese país y exporta leche en polvo y otros productos lácteos a 15 países.

Hugo Keller tiene una mirada crítica sobre la actualidad lechera en territorio guaraní: “En Paraguay tenemos una lechería que está muy quedada, con un promedio de menos de 15 litros por vaca. Si bien hay tambos que están en un promedio de 38 litros en nuestra región pero el promedio está muy bajo”.

Ing. Hugo Keller, productor lechero

– ¿Cuáles cree que son las causas de este bajo rendimiento?

– En parte se debe a que hay mucho comercio de leche informal, de todos hay una creciente cantidad de productores que trabaja con cooperativas. Por otro lado, tuvimos años muy difíciles en el Chaco: tres años de sequía que golpearon fuerte y por ello no hay suficiente comida. Están sufriendo mucho los productores en Chaco, en la región oriental del territorio paraguayo.

La cooperativa de leche La Holanda es conocida por sus marcas Lactolanda y Somberg y fue fundada en 1979 por productores provenientes de las colonias menonitas Sommerfeld y Bergthal. En 1982 se instaló una planta de proceso de leche en la zona de Caaguazú, conocida anteriormente como ciudad de Campo 9.

“Viendo el futuro de la lechería en nuestro país, diría que estamos en un proceso de crecimiento muy fuerte en la región oriental. La gente se está capacitando mucho, aprendiendo sobre manejo que es lo más importante”, cuenta Keller pero reconoce que es muy complicado conseguir mano de obra calificada para atender tambos automatizados.

“Estamos con un problema grave a nivel país que es la educación, y por ende eso complica contar con mano de obra con conocimientos y actualización técnica. Tenemos que sentarnos mucho en los tambos a capacitar personal. En nuestro país hay mucha mano de obra y en eso hay mucho por hacer.  Debemos unirnos más como productores y crear escuelas de capacitación y ayudar a las personas que les gusta trabajar con animales”, reflexiona el productor.

El desafío de la eficiencia

La cooperativa La Holanda se identifica por el trabajo honesto y el servicio. Aseguran que el deseo de cada socio es cooperar con el desarrollo del país, apuntando al crecimiento socioeconómico sostenido en el tiempo, y para ello es necesario crecer en eficiencia.

“Como en otros lugares del mundo tenemos el impacto en el costo de los granos. En los próximos años parece que van a estar arriba todavía pero creo que en su mayoría los productores de Paraguay están aprendiendo a producir más rentablemente. Y eso solo se logra con un mejor manejo de recursos”, cierra.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
Compartir en print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.