“Que paguen la deuda”: recrudeció el conflicto en una pyme láctea

Se trata de la cordobesa La Lácteo, concursada desde 2018 y que comenzó con problemas en enero último; nunca logró regularizar los pagos.

Desde enero la empresa cordobesa La Lácteo arrastra un conflicto que parece no tener salida. En concurso de acreedores desde 2018, en el comienzo de este año sus 129 trabajadores frenaron las tareas por falta de pago; la conducción planteó que por la “caída de la demanda y los problemas para importar insumos” atravesaba dificultades. Desde entonces, solo hay tropezones. 

En la planta de Córdoba hay 80 personas en funciones a los que les pagan por semana entre $150.000 y $200.00 y les adeudan varios meses, al igual que los de Villa del Rosario; con otros 20 acumulan deudas desde enero. Procesan unos 40.000 litros diarios.

Leonardo Melgarejo, delegado general de La Lácteo, explicó que en enero, cuando la empresa pagaba unos $40.000 por semana, Trabajo dictó una “dispensa” que establecía que los empleados que podían y querían seguir yendo a las plantas podían hacerlo –”algunos no tenían ni para el transporte”- y los que no, quedaban exceptuados.

Los que regresaron a las plantas de Córdoba y Villa del Rosario están recibiendo pagos semanales “en negro”, explica el delegado -y es ratificado por fuentes de Trabajo y del gremio Atilra-, pero todavía tienen deudas correspondientes a marzo, abril y mayo. A los “dispensados” les deben desde enero. Todos tienen impago un premio anual.

“Hemos ido con el gremio a presentarnos a trabajar y la empresa no nos deja ingresar -precisa Melgarejo-. Consta en el acta firmada por Trabajo. No hay movimiento en las cuentas de los empleados, además de que se acumula deuda con las prestadoras de salud”. En Villa del Rosario no están produciendo porque le cortaron el gas por falta de pago.

Hasta diciembre la láctea procesaba unos 180.000 litros diarios de leche, ahora ronda los 40.000 litros diarios. Para contar con insumos tiene que pagar a los proveedores, porque no le dan plazos.

Oscar Rodríguez, secretario de Atilra Córdoba, precisó que en las últimas cuatro audiencias en Trabajo ni los dueños ni los abogados de la compañía se presentaron. “Fueron citados con compulsa policial. No solo nos interesa que paguen la deuda, sino que digan cuál es el futuro. Los que tienen prepagas ya no tienen servicio por falta de pago, mientras que la obra social, con problemas, sigue atendiéndolos. No es una responsabilidad de los trabajadores lo que está sucediendo, es de la conducción empresaria”. La nueva audiencia está citada para mañana, viernes.

Por: Gabriela Origlia, La Nación

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Scroll al inicio

Suscribite

Recibí en tu correo nuestro newsletter semanal de noticias.

Verificado por MonsterInsights