Referentes lecheros trazan un panorama con complicaciones

Dos referentes del sector lechero de la zona relativizaron la incidencia de la exportación, más allá de valorar la rentabilidad que les genera el comercio exterior, mientras que por otro lado analizaron con reparos el programa Precios Cuidados.

Claves dialogó con el gerente de la Cooperativa Arroyo Cabral, Jorge Oviedo, y con Javier Baudino de La Varense, de Pozo del Molle, quienes describieron el panorama actual de la industria lechera e hicieron estimaciones sobre lo que se viene.

En Cabral ven época de complicaciones
Según Jorge Oviedo, el sector se encuentra «en una época de bastantes complicaciones». Hizo mención a «muchos aumentos de la materia prima, de un 8,3 u 8,4% mensual en el precio de leche» y en ese sentido dijo que «a veces uno puede ajustar pero no puedo hacerlo todos los meses».

«La estamos peleando. Por un lado tenemos un aumento de la materia prima que hay que atender si o si, porque al productor tambero no le dan los números: sabemos que al productor que alquila un campo en soja y con insumos en dólar, le cuesta mucho lograr el punto de equilibrio para alcanzar una rentabilidad acorde. Los reclamos del productor son genuinos, pero nosotros no podemos trasladar el incremento de la materia prima a la lista de precios, entonces se achicaron muchísimo los niveles de rentabilidad», describió y a eso le sumó la presión fiscal y el aumento salarial.

«Tenemos la suerte de que seguimos exportando a Brasil queso parmesano y queso prato», expresó en relación al mercado internacional. Comentó que durante junio y julio envían al país limítrofe seis contenedores de queso prato y duro, lo que les «representa una rentabilidad importante». Pero de inmediato marcó que aún sin caer las ventas en el mercado interno, la rentabilidad cayó porque «es grande la presión de la materia prima y porque no podemos actualizar los precios». También hizo mención a los efectos de la pandemia en el consumo.

En esta empresa, según Oviedo exportan cerca del 12% de la producción total («no es tan relevante»). «Queremos incrementarla porque tenemos demanda pero para eso tenemos que invertir en la planta láctea para llevar de 15 o 20 toneladas por mes de queso duro a 50 o 60 toneladas. Tenemos que conseguir leche e invertir en tecnología, en salas de oreo, nuevo saladero, pasteurizadores», describió.

En cuanto a los Precios cuidados, dijo que la idea es sumarse pero que hay obstáculos: «Te hacen mantener los precios hasta diciembre, pero si los precios de la leche siguen en aumento quedamos desfasados en relación a la materia prima».

«Mensualmente nos aumentan los costos para producir, y sumado a los incrementos salariales y a la presión de la gran marginalidad que hay, se hace difícil. Nosotros apostamos a trabajar en condiciones legales. No entra un solo litro de leche que no sea de manera legal», declaró.

En Pozo del Molle ven «nubarrones hacia adelante»
Por su parte, Javier Baudino confirmó que hay incrementos en la producción de leche y eso «normalmente trae un aumento de la oferta frente a una demanda poco elástica, porque no se espera que haya grandes consumos hacia adelante debido a la situación del país».

«Es difícil pensar que vayamos a tener grandes incrementos como para que absorban el 15 o el 20% del volumen de leche que teníamos hace 20 días o un mes atrás. Hacia septiembre o octubre vamos a tener un 20% más de leche», estimó.

Sobre el comercio internacional, evaluó que se está «en niveles medianamente aceptables». «Uno espera que los valores internacionales todavía permitan defender el precio del tambero en los niveles a los que se llegó. Se piensa que el precio de la leche ya llegó en mayo a su pico máximo, es difícil pensar que en junio vuelva a tocarse algo, a veces hay algo de inercia», describió.

«Dependemos del mercado externo», afirmó y en ese sentido dijo que existen dos obstáculos. Las retenciones, sosteniendo que la de la leche en polvo ( 9%) , «es bastante alta», y el precio del dólar, que «está muy planchado, cada día más atrasado».

«En general, hoy la industria viene trabajando, colocando la producción de manera bastante normal, pero tenemos nubarrones hacia adelante por el aumento de la producción», graficó.

En cuanto a la incidencia de Precios Cuidados en el rubro, en primer lugar apuntó que «hoy es una base de referencia de precios», pero luego hizo advertencias.

«Es importante porque el volumen que se está ofreciendo es bastante mayor al acuerdo anterior, pero no creo que sea determinante porque la industria no va a poder disminuir los precios al ritmo de Precios Cuidados, porque va a tener que bajar el precio al tambero y eso implicaría perder mucha producción, y en el mediano plazo el impacto sería muy negativo», evaluó.

«Uno tiene más expectativas en la exportación que en otra cosa. Lo de Precios Cuidados representa una franja de producción que está alrededor de lo equivalente a un día en la producción mensual, no debería ser tan determinante, de todos modos es una oferta que hace el sector para que se llegue con precios más razonables al mercado del consumidor. No creo que sea mucho más que eso. Lamentablemente, no es que los precios sean altos sino que los sueldos son bajos», consideró.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
Compartir en print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.