TamboDem muestra cómo se puede crecer con un sistema sencillo, atractivo y resiliente

En el noroeste de Buenos Aires se puso en marcha un tambo que demuestra que para producir leche, el sistema de base pastoril puede generar una renta superior a la de los cultivos agrícolas, siempre y cuando existan buenas prácticas.

De la mano del experimentado Jock Campbell (en la foto de abajo hablando en una de las tantas reuniones realizadas), y un grupo de técnicos entusiastas, desde hace 4 años está en marcha TamboDem, en el kilómetro 336,5 de la Ruta 5 entre Pehuajó y Carlos Casares, en la provincia de Buenos Aires.

Se trata de un tambo comercial que inició sus actividades en febrero del 2016 y pertenece a una empresa que tiene otros tambos y que aportó la financiación.

Preguntado acerca de los objetivos del sistema, se indicó: “Demostrar con las mejores prácticas que el sistema de base pastoril puede generar renta sustentable, superior a la de los cultivos agrícolas, Satisfacer anhelos personales de propietarios y colaboradores, y colaborar con la Cuenca Oeste en su diálogo con el sector industrial, abogando para que nuestra competitividad en lo primario sea correspondida con la competitividad de toda la cadena”.

El objetivo principal es demostrar uno solo de los sistemas posibles para tambos rentables en el oeste de la provincia de Buenos Aires. ”Entonces, por ahora, nos interesa profundizar nuestra exploración del sistema pastoril”, desechando la idea de instrumentar otro modelo de producción intensiva.

Un punto de referencia ineludible

Un relevamiento realizado en 2019 por Ricardo Lara, Belén Lazzarini, y Javier Baudracco en una treintena de tambos del noroeste de Buenos Aires (ver trabajo haciendo click aquí  ), concluyó en que los tambos de la zona tenían muchas limitantes para crecer.

Frente a ello, TodoAgro trasladó a los responsables del tambo para que frente a cada ítem puntualizado, radiografiara como están los indicadores de TamboDem y estas fueron las preguntas y las respuestas:

1-El trabajo en cuestión indica que en la zona hay cantidad insuficiente de agua de bebida para el ganado: (1 bebedero cada 19 hectáreas), ¿cómo está TamboDem?

El tambo se encuentra ubicado sobre 235 has, con 614 VT/promedio año y cuenta con 33 bebederos que se abastecen a través de un sistema presurizado, de manera que disponemos de 1 bebedero cada 7 has.

2-Se señala que hay cantidad insuficiente de sombras naturales y artificiales (1,8 y 2,9 m² vaca-1, respectivamente); ¿cómo está TamboDem?.

Al momento de diseñar el tambo, se optó por un corral rectangular techado (sombra artificial) pensando en el calor de 500 metros cuadrados. Sobre la estructura se montó un sistema de aspersión de agua sin ventilación.

Con respecto a sombra natural, disponemos de dos sectores con buena sombra y aguadas con buena calidad y cantidad. Los montes, nos permiten ofrecer 37 m2 de sombra/vaca, lo cual nos permite su correcta rotación. Sin embargo, se encuentran ubicados en un extremo del campo, lo cual dificulta la vuelta de pastoreo, el suministro de alimentación e incrementa las caminatas diarias.

3-En los tambos de la zona hay niveles deficientes de fósforo (9,3 mg kg-1) y sulfatos (9,3 mg kg-1) en el suelo, ¿cómo está TamboDem?.

Al inicio de TamboDem el suelo se encontraba con 6 ppm de fósforo. Los últimos análisis (2018) varían entre 12 y 25 ppm. Es decir, que nos encontramos con valores insuficientes para pasturas con base alfalfa, para la cual la meta es 30 ppm P extractable. En lo que respecta a S-SO24- los valores encontrados al inicio fueron muy bajo 3 ppm y en el 2018 estábamos entre 5 y 8 ppm.

En base a los datos presentados anteriormente, a la siembra de la pastura aportamos alrededor de 200 kg de fertilizante fosforado así como 200-300 kg de una mezcla de sulfato y carbonato de calcio. A partir del tercer año, las pasturas reciben de 3 a 4 aplicaciones al año de 120 Kg/ha de UREA azufrada, así mismo, los verdeos de invierno se fertilizan a la siembra y luego de su primer pastoreo o antes de este.

4-En general, las instalaciones de ordeño de la zona son antiguas (promedio 21 años), ¿cómo está TamboDem?.

TamboDem se ubica sobre una superficie que previamente era utilizada por la agricultura; por consiguiente se arrancó de cero diseñando y construyendo el tambo, casa, galpones, alambrados y aguadas. Por tal motivo, las instalaciones de ordeño tienen cinco años de antigüedad.

5-Hay una falta de inversión en equipos de ordeño; por ende un excesivo tiempo de ordeño (3,3 h por ordeño); ¿cómo está TamboDem?.

Ordeñar bien y rápido debe ser el objetivo de todos los tambos. De esta manera se le ahorra tiempo y energía a las personas y a las vacas, se reducen los gastos y el impacto ambiental,  y se gana tiempo para dedicárselo a otras tareas.

Para ordeñar rápido y bien se necesitan tres cosas:1) Instalaciones que permitan ordeñar rápido y bien, 2) vacas adecuadas y 3) tamberos que se lo propongan.

Nuestro tambo cuenta con:

-36 bajadas en espina de pescado con baranda de cola zigzag.

-Tranquera guillotina para agilizar el tránsito dentro de la sala de ordeño.

-Suministro de balanceado eléctrico.

-Tranquera arreadora en el corral de espera.

-Sistema de lavado de corral por inundación, con reutilización del agua del tratamiento de efluentes.

El tiempo de ordeñe es variable según la época del año ya que tenemos un planteo estacional en donde los partos ocurren en 70 días; teniendo en cuenta este punto, en el “pico de lactancia” el ordeñe dura 3 hs y en baja (previo al secado de vacas) 1,5 hs, en ambos casos se incluye en tiempo de limpieza.

Otro punto que permite disminuir el tiempo de ordeñe es el “ordeñe derecho”, es decir, “sin lavado ni chorros”. Las ubres limpias nacen con callejones sin barro. Pero si hay barro, se lo saca con la mano cuando es barro seco; y si es barro mojado, hay que lavar.

También, usamos crema pre-ordeñe, para los pezones agrietados. Una vez por semana, realizamos despuentes. El ordeñe es una tarea, como cualquiera del tambo, en que se practica la observación inteligente. Para eso, necesitamos operarios despiertos, trabajando en instalaciones adecuadas.

6-En el relevamiento realizado existe presencia de nitratos en el agua de bebida del ganado, ¿cómo está TamboDem?.

En junio del 2019 realizamos un análisis del agua utilizada para el consumo humano y animal; los resultados indicaron que tenemos 10 ppm de nitratos, cuando el valor límite es de 45 ppm, para el consumo humano. Los resultados de agua en general son muy buenos, el único punto a tener en cuenta  es la dureza.

7-El almacenamiento y distribución de efluentes en los tambos del noroeste de Buenos Aires es por lo general, inadecuado, ¿cómo está TamboDem?

Contamos con un manejo de efluentes mediante el sistema de tres lagunas, las dos primeras impermeabilizadas con membranas. El agua del lavado de los corrales va a una cámara en la cual una bomba la envía a la primer laguna (anaeróbica de más de tres metros de profundidad) y por rebalse a la segunda (facultativa) y luego a la tercera. En esta última hay una bomba estiercolera que carga automáticamente el tanque de almacenamiento para el lavado del corral por inundación. Los efluentes sólidos son extraídos cada año y esparcidos en el campo.

Un tambo que demuestra que sustentabilidad rima con rentabilidad

Consultado respecto a cuál es el costo de producción y la rentabilidad de TamboDem año por año, desde los inicios al presente, la respuesta fue la siguiente:

El costo de producción para el ejercicio 2017/18 fue de 3.57 U$S/KSU (kilos sólidos útiles); este valor se compone de gastos directos + gastos indirectos ± resultado por hacienda (2.72 U$$/KSU +1.12 U$$/KSU – 0.27 U$$/KSU).

El Resultado por Producción (RxP) como Proporción del Ingreso (ROS) aparece como indicador clave para el tambo resiliente (capacidad para soportar situaciones adversas y/o volver al equilibrio después de ella). Nuestro objetivo es lograr un (RxP) >40% del ingreso. Para este ejercicio el ROS fue de 17%. Por último, el RxP dividido los sólidos vendidos representa nuestro Margen de Venta por KSU. Para este ejercicio el RxP por KSU fue de 0,77 U$S. En tanto que el margen neto/ha TT fue de 772 U$S.

En el ejercicio 2018/19 el costo de producción fue de 3.16 U$$/KSU (2.61 U$$/KSU + 0.85 U$$/KSU – 0.30 U$$/KSU). En esta temporada el ROS fue de 14%, el RxP por KSU fue de 0,58 U$S y el margen neto/ha TT fue de 422 U$S.

Respecto a las enseñanzas para Jock y su equipo de trabajo, las respuestas enviadas a TodoAgro, enfatizaron lo siguiente: “Aprendimos como siempre que la parte más importante del proyecto depende del factor humano, o sea la formación del equipo, y en consecuencia la calidad de las prestaciones que recibimos. Es tarea permanente trabajar con el sentido de pertenencia de los integrantes”.

El pasto, uno de los pilares del sistema

En cuanto a la alimentación es claro que el pastoreo es pieza vital del sistema. La foto productiva de TambDem del 20 de marzo de 2020 referida al manejo del pasto, indican lo siguiente:

Hectáreas medidas: 111

Stock promedio: 1610 kg MS/ha.

Stock objetivo: 1750 kg MS/ha.

Tasa de crecimiento real: 40 Kg MS/ha/día

Tasa de crecimiento objetivo: 33 Kg MS/ha/día

Rotación proyectada: 44 días – 2,5 Ha/día

Alimentación para la próxima semana: 5 Kg MS/vo/día de pasto + 4 Kg MS/vo/día de balanceado +  3 Kg MS/vo/día Maíz + 4 Kg MS/vo/día Silo de maíz

Días atrás tuvimos un total de 66 milímetros caídos en TamboDem; el barro generado por las precipitaciones impidió el acceso al autoconsumo de silo de maíz y tuvimos que comer más pasto de lo planificado. El incremento en la oferta de pasto/vo/día ocasionó una disminución de stock.

Por esta razón, para la semana siguiente vamos a disminuir la oferta de pasto a 5 Kg MS/vo/día y brindaremos 11 Kg MS/vo/día de suplemento.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
Compartir en print
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.