Un tambo orgánico se consolida en Ucacha

En el marco del 49 aniversario de la agencia Inta Ucacha se invitó a Aquiles Salinas, director de la experimental Manfredi del Inta y se recorrió el establecimiento, propiedad del productor y médico veterinario Diego Pipino. El tambo fue certificado como orgánico y es uno de los tres que hay en Córdoba.

En diálogo con TodoAgro, el ingeniero Aquiles Salinas, director de estación experimental Manfredi  del INTA indicó: «con todas las agencias mantuvimos una reunión presencial después de mucho tiempo para festejar los 49 años de la Agencia Ucacha y como parte del programa visitamos el tambo orgánico de Diego Pipino que fue certificado hace pocos días. Para mí fue toda una novedad y un cambio de paradigma, en cuanto a que se puede hacer muchas cosas de manera orgánica; y hay muchos beneficios comerciales según los productos».

Pipino le mostró a los técnicos del INTA los números de su establecimiento desde sus comienzos, mostrando la estrategia genética con el cruzamiento de razas, el sistema pastoril y el autoconsumo más el sistema pastoril en la cría de gallinas ponedoras.

«Sin dudas es un sistema interesante, basado en la reducción importantísima de costos y el aporte de capital; que implica una disminución de la producción, pero que es compensada por un mejor precio de comercialización», enfatizó Salinas.

Agregó que otro eje que se puso de relieve fue la importancia de los equipos de trabajo en la instrumentación de estas tecnologías de procesos. «Aprovechamos la oportunidad para firmar un convenio con este productor que posibilita retroalimentar capacidades, es decir fue una jornada fructífera e interesante».

La fórmula Pipino

El establecimiento de Diego Pipino se llama “El Campito”, está a 4 kilómetros de Ucacha. “Empezamos en el año 2009 con una recría de vaquillonas, alquilando solamente la casa con el casco y los corrales, para pasar en mayo de 2013 a ordeñar 18 vacas y alquilar 15 hectáreas. Actualmente en 2021 ya alquilamos todo el campo, que son 92 hectáreas, y tenemos en promedio ordeñe por día 113 vacas. Estamos ordeñando hoy 133 vacas. En esas 92 hectáreas hay 250 animales totales”, señaló Pipino.

El tambo El Campito ya posee certificación orgánica y con orgullo Pipino así lo relató: “El jueves de la semana pasada (por el jueves 23 de septiembre) tuvimos la última auditoria y ya somos orgánicos. Es la auditoría que viene todos los años y nos hace el seguimiento desde que empezamos, en octubre del año 2019. Actualmente estamos haciendo un PRV (Pastoreo Racional Voisin), sistema pastoril y rotativo porque todavía no están todas las pasturas implantadas. Estamos terminando de comer un silo autoconsumo de sorgo, y con esto de lo orgánico se complica hacer maíz por la polinización cruzada. Todo el consumo de maíz es certificado orgánico y el de balanceado también. La recría se hace a pasturas y empezamos a hacer tratamientos a partir de este sistema orgánico, para tratar con tratamientos homeopáticos y fitoterápicos todo lo que es patologías por mastitis, pulmonares, diarreas, y si bien no hemos dejado de usar los tratamientos convencionales, tratamos de usarlo muy poco”.

Remarcó la tarea fundamental del equipo humano que lo rodea y asesora: “Estamos trabajando con los ingenieros Novisardi y Clavero en la parte orgánica, los muchachos que trabajan en la parte del tambo son Agustín Sánchez, Hernán Vega y Javier Arguello, toda mi familia, Lorena es la homeópata, el veterinario es Carlos Pagliero, en la parte contable y de proyección está Oscar Bustos y Emiliano Tamagnini, y desde la agencia del INTA nos dan una mano muy grande Vanesa Aguirre y Alberto Guendulain.

Mirando hacia adelante, el medico veterinario dijo que “en el año 2022 van a estar las 92 hectáreas implantadas con pasturas polifíticas, solo faltan 30 hectáreas. Ya empezamos con el PRV, tenemos los caños y la estructura para poder distribuirlo por el establecimiento para que el agua esté en el lote y no vaya la vaca al agua sino que el agua vaya a la vaca, y los piquetes son de 63 por 63 metros”.

Otro rasgo distinto del sistema Pipino es que utiliza muchos los cruzamientos para buscar hibridez y sanidad: “Las razas que estamos usando son Holstein, que fue lo que compramos cuando hacíamos la recría de vaquillonas, que se insemina con raza Sueca Roja, y todo lo que se insemina con Sueca Roja se insemina con Jersey neocelandés y esa triple cruza se vuelve a inseminar con Holstein y neocelandesa”, dijo al apuntar la hoja de ruta genética.

En el diálogo con TodoAgro aportó algunos datos reproductivos: “nosotros inseminamos desde el 1 de mayo hasta el 31 de octubre. Del 1 de noviembre al 31 de diciembre se larga un toro al rodeo, y a partir del 1 de enero hasta el 30 de abril no hay servicios. No se utilizan hormonas porque el sistema orgánico no lo permite. Si bien se puede inseminar, no se puede hacer transferencia embrionaria ni semen sexado, por lo que usamos detección de celos con pintura y nada más, y estamos  haciendo ecografías cada 14 días, trabajando siempre con un único rodeo de 113 vacas promedio en el 2021”

Añadió que “llevamos todos los datos con el DairyCom, la tasa de servicios promedio del 2020 fue del 52% y la que llevamos actualmente es del 59%, datos que surgen de la inseminación artificial, ya que no están analizando los toros. La tasa de preñez en el 2020 fue del 34% y actualmente estamos en el 30% de tasa de preñez, aunque aún no terminaron las inseminaciones. La tasa de concepción 2020 fue del 67% y en el 2021 que no cerramos aun fue de 54%”

Otros indicadores sobresalientes de “El campito” son los relacionados al impacto de mastitis: “Con esto de los tratamientos homeopáticos, este año estamos entre 180 y 200 mil células somáticas. El año pasado estábamos en 400 mil. No se utiliza antibióticos en terapia de secado, ni en el 2020 que secamos todas las vacas, ni en 2019. Se utilizan tratamientos homeopáticos puntuales para alguna vaca que venga con una historia de células somáticas altas o tratamiento de mastitis”.

Un crecimiento vertiginoso

Al describir la trayectoria de la productividad y el crecimiento, Diego Pipino dijo: “Empezamos en 2013 inseminando con promedio 27 vacas/día, para pasar en 2017 con 94 vacas y ya en 2021 con 113 vacas en ordeñe. Los litros por día actuales promedio son 2.361 litros. Hoy estamos casi ya en 3.000 litros promedio por día. Este año fueron 21 litros promedio por vaca. Nosotros no medimos litros sino rentabilidad y sólidos útiles. Estamos en promedio 3.89 de grasa y 3.53 de proteína , y esto es bajo para el componente racial que tenemos, pero el problema que tenemos con el balanceado orgánico es que tiene un componente que es de aporte energético que es un maíz con mucha harina zootécnica y la grasa que tiene esa harina nos está impermeabilizando la fibra ruminal  y nos está provocando inconvenientes. La idea sería salir de un balanceado comercial para pasar a que el aporte proteico lo ofrezca la pastura y la fibra”, expresó el profesional.

Los sólidos útiles actuales son de 4380 kilos por mes y el objetivo final sería llegar a las 120 vacas en ordeñe con 6.000 kilos de sólidos útiles mensuales, que significarían unos 2.500 litros promedio día. Esa producción, Pipino se la vende a la empresa Nestlé que le paga un importante plus respecto a los valores de mercado de la leche convencional.

Los gallineros móviles: Un plus en la granja

En la recorrida pudo verse un trailer que funciona de gallinero móvil, donde decenas de gallinas pastorean en su entorno. “A partir de marzo de este año empezamos con un sistema de estos gallineros móviles, con una red donde van las gallinas pastoreando. La mitad de la alimentación viene de lo que sea pastoreo de alfalfa, avena o algún verdeo y todo lo que sea bichitos, y la otra mitad viene de un maíz mezclado con balanceado orgánico. Compramos 300 gallinas y ahora deben estar quedando 200. El 7 de noviembre tenemos compradas 500 ponedoras del INTA Pergamino, que ya van a estar certificadas en orgánicas. La idea es la venta de huevos orgánicos certificados”, dijo Pipino en referencia a un producto que tiene una alta demanda (muy buscado por pasteleros y reposteros), por su origen, un mayor tamaño que los huevos industriales y por su yema amarilla.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Print
Ir arriba

Noticias en tu email

Suscribite gratis a nuestro boletin informativo semanal de noticias lecheras.